Importante crecimiento en cardiocirugía infantil en San Juan

Dentro de la atención cardiológica pediátrica del Hospital Rawson, merece una especial atención el destacado crecimiento en las cirugías cardiovasculares, tanto en cantidad como en calidad.

El haber triplicado la cantidad de cirugías cardiovasculares pediátricas, subiendo notablemente la complejidad y evitando muchas derivaciones a otras provincias es todo un éxito para el incesante trabajo de nuestros profesionales. Para conocer los secretos, dialogamos con la Dra. Candela Armijo Fernández, cardióloga infantil integrante del equipo médico del servicio de Cardiología y Cardiocirugía Infantil.

“Me ocupo principalmente de los pacientes que tienen indicación de cirugía cardiovascular, haciendo el seguimiento pre quirúrgico que nos permite conocer y poner al paciente en óptimas condiciones para operarse. Esto es de vital importancia para evitar complicaciones en el postquirúrgico, e incide en el resultado final de la cirugía. Somos un equipo multidisciplinario trabajando en forma coordinada entre Cardiología Infantil, Cirugía Cardiovascular Pediátrica, Grupo de recuperación cardiovascular de la terapia intensiva pediátrica, Anestesia, Perfusión, Hemoterapia, Hematología e Infectología”, comenta la profesional.

“El día de la cirugía acompaño al equipo quirúrgico dentro del quirófano y luego, junto a los terapistas que realizan la recuperación cardiovascular, seguimos al paciente hasta su egreso hospitalario. Ya en consultorio de nuevo, se controlan los pacientes en promedio unas 3 veces, tras lo cual obtienen el alta de la cirugía y vuelven a sus actividades habituales en forma plena” detalla la Dra. Armijo.

Los números del crecimiento
Las Cardiopatías Congénitas son las malformaciones congénitas más frecuentes en pediatría. Se estima que 1/100 recién nacidos tendrá una cardiopatía congénita. Más del 80% de estas cardiopatías pueden resolverse hoy en nuestra provincia. Si bien no todas requieren cirugía, es importante el diagnóstico precoz para poder determinar el momento oportuno de la intervención y en este sentido el Servicio de Cardiología Infantil atiende pacientes desde la vida fetal hasta los 18 años inclusive.

Las primeras cirugías cardiovasculares pediátricas en el Hospital Publico inician en 1994, eran cirugías de baja complejidad sin circulación extracorpórea y fue un proyecto que no logró mantener la continuidad a los largos de los años. En los últimos años el promedio anual de cirugías fue de 8 por año hasta el año 2021 en donde se logro coordinar 27 cirugías, entre ellas 14 con circulación extracorpórea (alta complejidad).

Secretos del éxito
Consultada sobre el porqué de este crecimiento exponencial, la médica considera que “este aumento de la cantidad de cirugías tiene que ver con una decisión institucional de darle apoyo a este proyecto, entendiendo que había una gran necesidad y para poder realizarlo se debía integrar y coordinar a muchos servicios y personas”. La decisión principal fue la creación del Servicio de Cardiología Infantil, dándole la jerarquía necesaria para articular el proyecto, logrando de esta forma una mayor coordinación, así como también la incorporación y reasignación de tareas a los profesionales en los servicios involucrados a la cirugía cardiovascular.

Otro aspecto de igual relevancia es la articulación con los profesionales de los departamentos alejados para poder conectar con los pacientes necesitados de atención: “Se trabaja mucho con la periferia a través de un consultorio itinerante de cardiología Infantil y Servicio Social de este hospital. De esta forma se busca mantener una relación con profesionales de centro periféricos y también dar seguimiento a pacientes que no tienen los recursos para llegar al Hospital”.

Un buen presente y la mirada a futuro
En cuanto al balance y objetivos a futuro la Dra. Armijo considera: “Hoy tenemos un excelente resultado en las cirugías que realizamos, que son de baja y mediana complejidad. En el caso de cirugías de alta complejidad, el objetivo está puesto en el diagnóstico fetal, que permite una derivación a centros de mayor complejidad en la seguridad del vientre materno, disminuyendo notablemente la morbi mortalidad de estos recién nacidos. Queremos seguir progresando en complejidad y numero de cirugías, tenemos el recurso humano y tecnológico para lograrlo, y para ello seguiremos trabajando junto con el apoyo de las autoridades del Hospital y la Provincia”.