Delitos de lesa humanidad: solicitaron el procesamiento de Vicente Massot

La Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Bahía Blanca solicitó el procesamiento del exdueño del diario La Nueva Provincia, Vicente Gonzalo Massot, en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad cometido durante la última dictadura cívico militar, informaron fuentes judiciales.

Durante el requerimiento los fiscales Miguel Angel Palazzani y Pablo Fermento argumentaron en un dictamen que «con elementos probatorios que fueron agregados a la causa y no tenidos en cuenta al momento del dictado de la falta de mérito del empresario, correspondía rechazar el sobreseimiento pedido por su defensa y disponer su procesamiento por instigación del genocidio y como coautor del homicidio de dos obreros gráficos».

La presentación de la fiscalía se dio en el marco de la contestación del traslado que le confirió el Juzgado Federal de Bahía Blanca tras un nuevo pedido de sobreseimiento de la defensa del empresario.

En el marco del escrito, los fiscales indicaron que la imputación «no engendra un reproche penal genérico contra la actividad periodística durante el terrorismo de Estado, ni aun cuando se tratara de la emisión de discursos del odio».

«Junto a ese discurso de odio, se verifican una serie de circunstancias que lo subsumen en un delito penal, como es la instigación a cometer genocidio”
Escrito de la Unidad Fiscal

«De lo que se trata es de analizar un caso en el que, junto a ese discurso de odio, se verifican una serie de circunstancias que lo subsumen en un delito penal, como es la instigación a cometer genocidio”, agregó el escrito.

Según se indicó en el sitio Fiscales, que depende de la Procuración General de la Nación, los representantes del Ministerio Público indicaron que el ex dueño de la Nueva Provincia «llevó a cabo operaciones psicológicas para las fuerzas armadas, como presentar públicamente los fusilamientos de las víctimas como enfrentamientos»

En ese contexto señalaron que Massot incurrió en los años del terrorismo de Estado «en el ocultamiento deliberado de la verdad de los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas a través del llamamiento al exterminio» formulado «desde las páginas del diario antes, durante y después de la última dictadura cívico militar».