El canciller alemán fue sorprendido por dos activistas en toples

Dos activistas se desnudaron de la cintura para arriba, donde se habían escrito «embargo al gas ya», para ser fotografiadas junto al canciller alemán Olaf Scholz como forma de protesta por la compra de Berlín al gas ruso en el marco de la guerra con Ucrania.

Las dos mujeres sorprendieron al jefe del gobierno alemán cuando se le acercaron con el pretexto de sacarse una fotografía durante la jornada de puertas abiertas organizada por el Gobierno en el jardín del departamento del líder en Berlín.

Alemania es muy dependiente del gas ruso y hasta ahora no ha impuesto un embargo completo a ese recurso.

Los guardias de seguridad, antes de permitirle a las mujeres acercarse al mandatario, revisaron todas sus cosas y el contenido de los bolsillos de las jóvenes.

Sin embargo, el incidente no se pudo evitar y, una vez que se pusieron de pie junto a Scholz, ambas sonrieron y quedaron semidesnudas, a la vez que esparcieron billetes pintados, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Los guardaespaldas del canciller reaccionaron rápidamente, rodearon a las jóvenes y las sacaron del lugar, mientras otros agentes de seguridad recogieron los billetes.

El canciller permaneció imperturbable y luego de una breve pausa continuó con la sesión de fotos.

Al ser preguntado por los asistentes al evento, Scholz recordó los esfuerzos realizados por su Ejecutivo para encontrar fuentes alternativas de energía al gas ruso, como el gas natural licuado, cuyos primeros terminales -que Berlín prevé empezar a construir próximamente- podrían estar operativos a principios de 2023.

«Tras ello, nuestro problema de seguridad del abastecimiento podrá estar resuelto a principios de 2024», añadió el canciller, según recogió la agencia AFP.