Se cortó el diálogo entre Presidente y Vice Presidenta, pero el Gobierno cuenta con los gobernadores y la oposición para aprobar el acuerdo con el FMI

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, agradeció en nombre del Gobierno nacional a los legisladores que en el Congreso «permitieron que se pudiera avanzar» con la aprobación del acuerdo con el FMI y expresó la expectativa del Poder Ejecutivo en que el Senado convierta en ley la iniciativa que autoriza a cerrar el entendimiento para el refinanciamiento de la deuda de más de 44.000 millones de dólares contraída por la administración de Mauricio Macri.

«Hoy se debate en el Senado el acuerdo con el FMI. Es una instancia muy importante y hay que recordar que es la primera vez que estos debates históricos se dan en el Congreso por una deuda que compromete a varias generaciones, por una ley propuesta por nuestro gobierno», dijo Cerruti en su habitual rueda de prensa de los jueves en la Casa de Gobierno.

En esa línea, expresó que el Gobierno nacional «agradece profundamente el esfuerzo de los legisladores y las legisladoras de las diferentes fuerzas políticas que permitieron que se pudiera avanzar tanto en Diputados como en el Senado».

«Esperamos que lo mismo que ocurrió en Diputados ocurra hoy en el Senado con el compromiso de todos los legisladores que han encontrado la manera de anudar acuerdos para avanzar en un tema que tiene que ser política de Estado», remarcó la funcionaria.

En tanto, Cerruti aseveró que desde la Casa Rosada se espera que la sesión del Senado -convocada para las 14 de este jueves- «se pueda desarrollar de la mejor manera posible, y no haya incidentes», a diferencia de la semana pasada, cuando la iniciativa se debatió en la Cámara de Diputados y hubo destrozos e incluso fue atacado a pedradas el despacho de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Palacio Legislativo.

«Esperamos que se proteja el derecho a protestar y se proteja el edificio del Congreso y a los que trabajen en él, y que tengamos una sesión que demuestre que somos capaces de llegar a acuerdos y entendimientos», aseveró Cerruti.

Por otro lado, Cerruti reiteró la condena del Gobierno nacional a las agresiones que recibió el despacho de la Vicepresidenta y recordó que el propio Presidente «se comunicó tanto con su secretario privado como con la vicepresidenta, sin obtener respuesta».