Italia dará salud pública y no pedirá el pase sanitario a los refugiados ucranianos

«Está claro que les daremos la posibilidad de vacunarse, pero lo que necesitan ahora es un abrazo», aseguró el ministro de Salud Roberto Speranza. Quienes arriben al país con ese estatus podrán acceder a las actividades cotidianas con un test negativo.

El Gobierno italiano afirmó este viernes que permitiá el acceso al sistema de salud pública y no pedirá pase sanitario para la circulación a refugiados ucranianos que puedan llegar al país.

«El estatus de refugiado consiente el acceso a nuestra salud, hoy o mañana se publicará una circular que incluirá un test de coronavirus a quien llegue y darles la posibilidad de vacunarse», planteó el ministro de Salud Roberto Speranza en declaraciones radiales.

Para Speranza, «el estatus de refugiado no prevé la obligación del súper pase verde sanitario», en referencia al certificado que solo se expide a personas vacunadas o recuperadas. Así, los eventuales refugiados podrán acceder a las actividades cotidianas también con un test negativo.

De todos modos, el ministro aseveró que «está claro que les daremos la posibilidad de vacunarse, pero lo que necesitan ahora es un abrazo».

El anuncio de Speranza se da mientras Italia prepara una batería de medidas interministeriales para facilitar la llegada de personas desde Ucrania, de donde según previsiones más de un millón escaparon desde el inicio de la invasión rusa a fines de febrero.