Dos encuestas realizadas en junio arrojan señales preocupantes para el gobierno de Javier Milei. Los estudios de Analogías y Fixer revelan un descenso en la imagen positiva del presidente y un declive en las expectativas sobre el rumbo de la economía.

Según Fixer, la percepción negativa de Milei aumentó dos puntos respecto a mayo, alcanzando el 50% y superando su imagen positiva (49%). Esta tendencia a la baja también afecta a otros funcionarios oficialistas. Además, crece la cantidad de consultados que consideran que la gestión de Milei «es más de lo mismo», pese a que la mayoría aún mantiene expectativas positivas.

«Un 48,4% dice que su situación personal y familiar es peor en comparación al año anterior», destaca Analogías. Asimismo, el 44,2% cree que el «sacrificio» prometido por Milei no logrará mejorar la economía, y el 54,4% opina que el ajuste recae principalmente sobre trabajadores y jubilados.

Las perspectivas sobre la inflación también se tornan más sombrías. En Fixer, sube 15 puntos la cantidad de consultados que prevén un aumento de precios el próximo mes. En Analogías, los encuestados se dividen: 30,9% cree que la inflación subirá, 31,1% que bajará y 26,3% que se mantendrá igual. No obstante, aumenta la proporción que responsabiliza al actual gobierno por la escalada inflacionaria.

A siete meses de las elecciones, estas encuestas representan una señal de alerta para el oficialismo. Las expectativas económicas positivas van diluyéndose, y el electorado parece cuestionar los resultados de las políticas implementadas hasta ahora.