El Gobierno subió las retenciones, pero sólo habla de una baja del 2% a los derechos de exportación de harina y aceite de soja

Julián Domínguez, afirmó hoy en rueda de prensa que el aumento de 2 puntos porcentuales de las retenciones a la exportación de harina y aceite de soja y el 1% al biodiésel hasta el 31 de diciembre del presente año, tiene como objetivo “cuidar a los consumidores y que no se perjudique a los productores argentinos”, a lo que definió como “la gallina de los huevos de oro”.

El ministro anunció hoy que se estableció «la suspensión temporaria del diferencial de 2% de los derechos de exportación de harina y de aceite de soja del decreto 790/2020», y que «esta suspensión de estos derechos de exportación harán que vuelvan al 33%, porcentaje que ya las empresas le descuentan al productor», durante una conferencia de prensa en la cartera agropecuaria.

Asimismo, Domínguez informó que se instrumentarán las medidas necesarias «para estabilizar al precio del trigo a valores pre bélicos, mientras duren las consecuencias del aumento a causa de esta guerra» entre Rusia y Ucrania.

En una conferencia de prensa realizada en la sede del Ministerio de Agricultura, el ministro Domínguez explicó que se busca «desacoplar» el precio interno de los precios internacionales con dos objetivos: «uno, tratar de cuidar a los consumidores; segundo, que esta medida no perjudique a los productores argentinos».