Macri rompe el PRO y su permanencia en Juntos por el Cambio y se alía con Milei

En un sorprendente giro político, el ex presidente argentino Mauricio Macri rompió con su partido político Juntos por el Cambio y anunció una alianza con el candidato libertario Javier Milei en un intento por derrotar al candidato del Frente de Todos, Sergio Massa. Este acuerdo ha generado un escándalo en el campo político y ha provocado una convulsión en la oposición.

La alianza entre Macri y Milei se selló en un encuentro apresurado en Acassuso, y fue anunciada con gran repercusión mediática. Sin embargo, esta decisión ha generado una ruptura en Juntos por el Cambio, ya que el sector liderado por Horacio Rodríguez Larreta, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica rechazaron el apoyo anunciado por Patricia Bullrich. Aunque han ratificado su neutralidad, han criticado duramente a Milei.

El impacto de esta alianza inesperada podría tener un efecto contrario al buscado por Macri y Milei, ya que podría obstaculizar las posibilidades de triunfo de Sergio Massa en la segunda vuelta electoral. Desde el mismo domingo por la noche, cuando se comenzaron a vislumbrar los acuerdos en secreto, hasta la reunión en la casa del ex presidente, todo parecía indicar que Macri y Patricia Bullrich respaldarían a Milei en el balotaje del 19 de noviembre.

La rapidez con la que se confirmó este acuerdo llevó a la ruptura de la coalición opositora, generando un escándalo político de gran magnitud. Queda en debate si esta ruptura fue deliberada o un error de cálculo por parte de Macri. Algunos especulan que Macri quería acelerar la separación del radicalismo y la Coalición Cívica, a quienes ha culpado por los fracasos de su gobierno. Otros consideran que Macri tenía la intención de enviar una señal clara a sus votantes y fortalecer su apoyo a Milei.

El respaldo de Macri y Bullrich a Javier Milei ha provocado una crisis irreversible en Juntos por el Cambio. La UCR, los gobernadores electos, Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió y hasta su propio primo, Jorge Macri, han tomado distancia de este acuerdo precipitado. Ante la opción de votar a favor de Milei, de Massa, en blanco o de mantenerse neutrales, el ex presidente ha decidido apoyar al candidato libertario.

La reacción de la dirigencia opositora ha sido contundente. Los gobernadores electos, especialmente los radicales, se han manifestado en contra de esta movida de Macri. El respaldo de los gobernadores al candidato del Frente de Todos, Sergio Massa, ha demostrado que confían más en los acuerdos con Massa que en la capacidad de Milei para rectificar sus posturas políticas.

En este escenario, se plantea un dilema para Juntos por el Cambio y para la oposición en general. Mientras Macri y Milei buscan unir fuerzas para derrotar a Massa, el resto de la coalición se enfoca en reafirmar los valores fundacionales de Juntos por el Cambio y constituirse como la principal oposición en el Congreso. La neutralidad se presenta como una opción para proteger las instituciones y supervisar al próximo gobierno electo.

La alianza entre Macri y Milei ha sacudido el panorama político argentino y ha generado incertidumbre sobre el futuro de Juntos por el Cambio. Mientras tanto, Sergio Massa continúa consolidando su posición y busca sumar apoyos tanto de su partido como de otros sectores políticos. La segunda vuelta electoral se acerca y el resultado está aún por definirse en un escenario político cada vez más fragmentado y volátil.