Alberto Fernández llega al G20 como la voz latinoamericana, según el Gobierno

El presidente Alberto Fernández arribó este lunes a Indonesia para participar de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G20 en la isla de Bali.

El vuelo AR1090 de Aerolíneas Argentinas que traslado al mandatario y su comitiva arribó al aeropuerto internacional Ngurah Rai de Bali a las 16.30 hora local (las 5.30 de la Argentina), procedente del aeropuerto de París-Charles de Gaulle, Francia.

El Presidente llegó acompañado en el vuelo por el canciller Santiago Cafiero; el ministro en Economía, Sergio Massa; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Comunicación y Prensa, Gabriela Cerruti; el vicejefe de la Jefatura de Gabinete, Juan Manuel Olmos; y el embajador argentino en Estados Unidos y sherpa del G20, Jorge Argüello.

En tanto, la primera dama Fabiola Yáñez se dirigió el domingo de París a Roma para participar de distintas reuniones, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo a la agenda oficial, a las 8.30 de Argentina (19.30 en Indonesia), Fernández asistirá a una cena ofrecida por su par de Francia, Emmanuel Macron.

A las 21.00 (8 del martes en Indonesia), el Presidente participará de la ceremonia de bienvenida a la Cumbre, a cargo del mandatario indonesio, Joko Widodo; y a las 22.30 (9.30 del martes en Indonesia), participará de la I Sesión Plenaria “Seguridad Alimentaria y Energética».

La Cumbre del G-20

En la 17° Cumbre de Líderes del G-20 en Bali, donde llevará la voz de América Latina, Fernández sostendrá reuniones bilaterales e irá a una reunión conjunta de jefes de Estado organizada por el mandatario estadounidense, Joe Biden.

La cumbre, que lleva como lema central «Recuperarnos juntos, Recuperarnos más fuertes», tras la salida de la pandemia por la Covid-19, tendrá tres sesiones de trabajo, dedicadas a la seguridad alimentaria y energética, a salud y a transformación digital.

En términos de seguridad alimentaria, la Argentina detenta un rol estratégico, tanto en la región como en el mundo, como un proveedor confiable de alimentos, y la capacidad de producción es muy superior a las necesarias requeridas para satisfacer el consumo interno, indicaron fuentes de Cancillería.

Sin embargo, según las consideraciones del Poder Ejecutivo, para poder seguir aumentando esa producción es necesario avanzar con obras de infraestructura que permitan ampliar la superficie cultivable sin afectar el medio ambiente, evitar la imposición global de regulaciones ambientales como barreras al comercio e instar a la cooperación para ampliar la producción de alimentos en otros países.

En materia de energía, la Argentina tiene recursos convencionales y no convencionales -petróleo y gas- y está en condiciones de convertirse en un polo de generación de energías renovables.

En este sector también será clave la localización de inversiones, tanto en infraestructura para lograr la autosuficiencia energética como para convertirse en un exportador y, de esa forma, colaborar con la seguridad energética en la región y el mundo, aportaron los voceros.

En la sección de salud, en el Gobierno creen que será importante poner de manifiesto la gravedad de la situación vivida durante la pandemia en la región.