Defensoría del Pueblo Mar del Plata: grandes sueldos, irresponsabilidad y ningún resultado para los vecinos

La política local creó en 2002 la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredón. El objetivo: disponer de un espacio más para quienes queden fuera del Concejo Deliberante o cargos políticos. Un lugar con buen salario para algún amigo de la estructura política del momento. Buen sueldo, pocas horas y poca responsabilidad.

En una democracia consolidada, la defensoría del pueblo no tiene razón de ser. El orígen de la figura del Defensor del Pueblo tal como hoy en día la conocemos, tiene su origen en Suecia, creada en el año 1809 luego de una disputa entre el rey y el parlamento.

Para crear el nuevo órgano en Mar del Plata (en 2002, lejos de la Suecia de 1809) con recursos y cargos fueron fundamentales la UCR, el Peronismo y Acción Marplatense. Las tres fuerzas se beneficiaron con la nueva estructura que sigue funcionando hasta el día de hoy. Lo que llama la atención es que se mantenga casi en el anonimato absoluto una estructura con tres defensores que cobran mensualmente un sueldo similar al de un concejal y unas diez personas más con cargos menores. Para colmo de pasar desapercibidos, los “defensores” se van turnando y uno de ellos oficia de “coordinador”. En definitiva, el único que pasa a firmar algún papel o atender a algún vecino que otro empleado no haya podido derivar hacia alguna otra dependencia.Uno trabaja (poco) y los otros no tienen siquiera la obligación de ir a trabajar.

Los tres defensores del pueblo de General Pueyrredon son Fernando Rizzi (radical, ex asesor del HCD y ex concejal), Daniel Barragán (ex dirigente que encabezaba reclamos sociales y cortes de calles) y Luis Salomón (según la web de la defensoría, ingresó representando a los fomentistas).

La dinámica es simple: cada amigo del poder junta algunas ongs que lo apoyen, se postulan representándolas y los que eligen entre todos los postulantes son los concejales. Así, las principales fuerzas políticas combinan y eligen un defensor afín a cada espacio político con más peso y todos contentos.

Hay dos perfiles muy claros y diferenciados entre los “defensores del pueblo” de Mar del Plata: uno de ellos, el radical Fernando Rizzi, con perfil mas bien alto, siempre presente en cócteles, inauguraciones y eventos sociales por alguna razón festivos. Rizzi es activo en las redes sociales y suele mostrarse participando de dichos eventos. Y está el otro perfil, el de Barragán y Salomón. Ellos, de mayor edad y también sabiduría, en las redes sociales… no existen. Es que ya más veteranos, deben tener claro que a menos exposición pública, menos reclamo y menos trabajo. ¿Si no existís, quién te va a reclamar que trabajes?. Aunque Salomón tuvo sus minutos de fama cuando fue suspendido temporalmente en su cargo por agredir físicamente a un inspector municipal que había tenido motivos suficientes como para clausurar el comercio de su hija y a un oficial de policía. El acto de violencia hacia representantes del pueblo apenas le costó una suspensión y una módica multa para luego volver a su cargo sin mayores inconvenientes. Un tirón de orejas por parte de los concejales, pero nada más.

Algunos detalles de las características, obligaciones y actividades desarrolladas por la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon:

La ordenanza que crea la defensoría ya arranca así: Créase en el ámbito del Partido de General Pueyrredon la Defensoría del Pueblo, órgano colegiado integrado por tres (3) miembros, que actuará con plena autonomía funcional y política sin recibir instrucciones de ninguna autoridad.
O sea, no le rinde cuentas a nadie, no recibe órdenes de nadie y actúa como les parezca.

Las designaciones y remociones corresponderán al Honorable Concejo Deliberante, en sesiones públicas convocadas al efecto. Quiere decir que los eligen ellos, los concejales, no el pueblo.

El que oficie temporalmente de coordinador deberá: a) Representar al órgano colegiado en los actos protocolares. b) Suscribir el despacho de mero trámite de la Defensoría y c) Resolver las cuestiones administrativas concernientes al funcionamiento del órgano colegiado.”. Podría resumirse en que el coordinador deberá trabajar haciendo algo. El resto no hay necesidad, ya le va a tocar.

La ordenanza aclara que “La actuación de los Defensores del Pueblo no estará sujeta a formalidad alguna. Procederá de oficio o a pedido de parte, legítima o no”.

Su sueldo: «La remuneración se equiparará a la de un Director General del Departamento Ejecutivo y en ningún caso será inferior a cinco (5) sueldos mínimos de la administración municipal».

En la web, donde dicen ¿Que hacemos? son muy claros: primero, cuando el vecino viene con un problema, le piden que vaya a la empresa o dependencia pública y solicite una respuesta a ese problema. Luego, si no logra nada, se puede volver a la defensoría y ellos tratarán de solucionarlo por teléfono o enviando al vecino a ver a otra persona que se lo pueda solucionar. Si nada de lo anterior funciona…. bueno, está bien, actúa la defensoría del pueblo.

En la sección memoria anual de la Defensoría del Pueblo, pueden consultarse todas hasta el año 2017 (los últimos 6 años no están).

En “prensa” podés consultar las acciones llevadas adelante (apenas dos mensuales y generalmente son gacetillas de prensa de alguna reunión). Las acciones se suelen limitar a una salida en algún medio local.

Las últimas dos acciones que figuran son una de abril y otra de mayo del corriente año. Luego hay que seguir la cuenta de Twitter de Fernando Rizzi, que entre las fiestas a las que concurre suele publicar aniversarios, efemérides y alguna reunión institucional en la que la defensoria participa junto a otras dependencias u organismos (más protocolares que acciones prácticas).

Contacto con el pueblo

Según la web del organismo, puede contactarse con la Defensoría del Pueblo de la Municipalidad de General Pueyrredon por varios medios: completando un formulario, personalmente en Belgrano 2740 (7600) Mar del Plata – Provincia de Buenos Aires (no sea cosa que vayas a la de otra ciudad en otra provincia), o por teléfono (0223) 499-6502 / 6503.
Si tenés algún aparato que funcione, podés mandar un fax al 493-8593 o escribir un email a info@defensoriadelpueblo.mdp.gov.ar
Importante: el horario: Si llamás por teléfono o vas personalmente, atienden de 8 a 13.30 (no sea que llegues cerca de las 14).

Quienes deseen pueden verificar lo escrito en http://www.defensoriadelpueblo.mdp.gob.ar/ y leer la ordenanza que crea el organismo y sus modificaciones aquí.

Lo que no puede saberse aún después de leer toda la información disponible desde el HCD, la propia defensoría y las redes sociales es que hacen los defensores del pueblo por el pueblo.

Sería interesante que cada uno de los tres defensores publique de manera independiente su recibo de sueldo y la lista de acciones que llevó adelante diariamente en defensa del pueblo marplatense. Como para justificar su existencia.

Por Joaquín Gayone
Agencia País