El bloque de La Libertad Avanza en la Legislatura porteña sufrió una inesperada fractura este jueves, cuando tres de sus integrantes anunciaron la conformación de un nuevo espacio y abandonaron el grupo liderado por Ramiro Marra.

El bloque creado por la legisladora amiga de Karina Milei tendrá tres miembros, mientras que el bloque presidido por Marra, mantendrá seis miembros ( Karina 3 – Marra 6 ).

En un hecho que tomó por sorpresa a todos los presentes, los diputados María del Pilar Ramírez, Lucía Montenegro y Leonardo Saifert comunicaron mediante una nota leída en la sesión su decisión de separarse. La misiva establecía la creación de un bloque propio encabezado por Ramírez y que se autodenominará «La Libertad Avanza», alegando contar con autorización judicial para usar ese nombre.

La ruptura evidenció las fuertes tensiones internas que atravesaba el sector libertario. Marra, visiblemente indignado, acusó a Ramírez de buscar cargos de mayor jerarquía después de su fracasado intento por arrebatarle la presidencia del bloque original. «No tuvieron ni el honor de venir a hablarlo. Lo hicieron por atrás, es la vieja política», lamentó.

En un encendido discurso que obtuvo el respaldo de toda la Legislatura, el líder liberal defendió su compromiso con las ideas y negó buscar cargos. «Si quieren discutir puestos, háganlo con honor, no por la espalda. Eso no son los valores de La Libertad Avanza», sentenció.

Más allá de las acusaciones cruzadas, el cisma obliga a definir cómo se denominará cada espacio para evitar confusiones. Mientras Marra y su equipo buscan retener el histórico «La Libertad Avanza», los disidentes intentarán imponerse judicialmente con ese mismo nombre.

La ruptura deja en evidencia las fricciones internas de un espacio que logró captar el voto joven y antisistema, pero que ahora deberá recomponer su identidad y unidad de cara a futuros desafíos electorales. Una crisis que amenaza con desgastar la imagen de la fuerza libertaria en la Ciudad.