Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Litio: ¿por qué las provincias argentinas no se benefician de este recurso estratégico?

El litio, conocido como «oro blanco», ha generado ganancias récord para las empresas mineras en los últimos años, sin embargo, las provincias de Catamarca y Jujuy en Argentina no han logrado enriquecerse con este recurso estratégico. A pesar de los altos ingresos reportados por las empresas, el 86% de los fondos públicos en estas provincias provienen de impuestos distribuidos por el gobierno nacional, como la coparticipación federal, mientras que solo el 16% son recaudación propia. Dentro de esta porción, las regalías generadas por el litio representan una parte mínima de los ingresos provinciales.

A pesar de los altos precios del litio en el mercado mundial, las provincias de Catamarca y Jujuy no se han beneficiado significativamente. Durante los años posteriores a la pandemia, la cotización de una tonelada de carbonato de litio llegó a superar los 80 mil dólares, pero las arcas locales no han visto un aumento significativo en sus ingresos. En cambio, las mineras han obtenido márgenes de ganancias significativos, mientras que las provincias y las comunidades locales han recibido cifras insignificantes.

El bajo impacto en las provincias se debe en parte a la distribución de impuestos que pagan las mineras. En un informe de sostenibilidad de la empresa Alkem, se revela que de los ingresos récord de 592,2 millones de dólares en 2023, solo 16,2 millones fueron en forma de regalías para la provincia. Además, los CEO de las mineras han obtenido ingresos superiores a los 4,5 millones de dólares, lo que demuestra la inequidad en la distribución de la riqueza generada por el litio.

La distribución desigual de la riqueza generada por el litio ha sido objeto de debate, ya que la mayor parte de la recaudación va al Tesoro nacional. El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, ha señalado que las regalías son para las provincias, pero los derechos de exportación los cobra el gobierno nacional, lo que deja a las provincias con un porcentaje mínimo de los ingresos. Si bien la extracción de litio ha generado actividad económica en las provincias, se necesita encontrar mejores mecanismos para la distribución de la renta.