Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El triunfo de JxC con un radical al frente puede reconfigurar el panorama político

Uno de los grandes triunfadores de la jornada fue el radicalismo, representado por Leandro Zdero, quien obtuvo una victoria rotunda en primera vuelta. Este resultado sorprendió a muchos, ya que se esperaba un escenario de balotaje. Con esta victoria, el radicalismo suma cuatro provincias en su haber y podría llegar a cinco si logra imponerse en Mendoza en las próximas elecciones.

Por su parte, Juntos por el Cambio se encamina a convertirse en la coalición con mayor cantidad de gobernadores. Si triunfa en Entre Ríos, llegaría a sumar diez provincias bajo su liderazgo. Estos resultados consolidan a Juntos por el Cambio como una fuerza política relevante en el panorama nacional.

En contraste, el Partido Justicialista (PJ) sufrió un revés histórico en Chaco, tocando un piso muy bajo en términos de representación política. Solo le quedarían seis provincias bajo su gobierno puro, lo que representa un debilitamiento importante para el peronismo. Aunque el «panperonismo» cuenta con 11 provincias si se consideran las alianzas, el PJ orgánico ha perdido terreno de manera significativa.

El analista Alejandro Pegoraro destaca el crecimiento de Zdero en varias localidades de la provincia y su capacidad para retener los votos del candidato al que venció en las internas. Este respaldo le permitió aumentar su base electoral y superar el 46% de los votos. El director de Politikon Chaco considera que este resultado es sorpresivo pero refleja el deseo de cambio de los votantes.

En cuanto al panorama nacional, estos resultados podrían tener un impacto profundo si Javier Milei, llegara a ganar las elecciones presidenciales. Tanto Juntos por el Cambio como el Frente de Todos se verían afectados y podrían experimentar cambios en su configuración actual.

La elección en Chaco ha dejado claros ganadores y perdedores en el escenario político argentino. La UCR se ha fortalecido con esta victoria en primera vuelta, mientras que el PJ ha sufrido una disminución significativa en su representación. Juntos por el Cambio se consolida como una coalición con mayor presencia territorial. Ahora, todas las miradas se dirigen hacia las próximas elecciones en Mendoza y Entre Ríos, donde se definirán más escaños y se podrían producir nuevos cambios en el mapa político del país.