Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Bugallo respaldó las denuncias de “persecución” contra un sector de trabajadores de la UATRE

El diputado provincial de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo, referente del campo en Juntos por el Cambio, presentó un proyecto en la legislatura bonaerense expresado su “profunda preocupación por la situación que enfrentan los trabajadores que prestan servicios en UATRE, OSPRERA y RENATRE, quienes han denunciado ser víctimas persecución política y hostigamiento, además de despojados de su sustento económico y laboral desde octubre de 2020”.

Bugallo, quien se hizo eco de las denuncias realizadas por un sector de afiliados al sindicato de trabajadores rurales, acompañó el reclamo y sostuvo que «la actual dirección del sindicato expulsó a más de 300 trabajadores rurales por motivos políticos, quienes están siendo objeto de persecución política por parte del sector que lidera actualmente la UATRE.”

“Esto que nosotros marcamos hoy, es lo mismo que los trabajadores vienen denunciando desde hace tiempo desde adentro. Las energías del gremio están puestas en una cacería de brujas y en hacerse de cajas, más que en brindar servicios a sus afiliados”, añadió el diputado Lilito.

Ante esta situación, el precandidato a renovar su banca por la cuarta sección, manifestó que “desde la muerte del Momo Venegas, el gremio de UATRE es un botín de guerra entre diferentes bandos sindicales, que solo están detrás de una caja millonaria, priorizando intereses económicos más que de los trabajadores, ya que no hay defensa real de los afiliados, ni mucho menos, prestaciones de servicios por parte de la obra social, OSPRERA, que es desastrosa. Todas las semanas recibimos pedidos para que podamos intervenir o gestionar reclamos que no tienen respuestas por parte del sindicato”.

En el proyecto de resolución presentado en la cámara baja provincial, Bugallo denuncia que “además de la pérdida de sus ingresos, los trabajadores vienen padeciendo violencia laboral, persecución política y hostigamiento por parte de diferentes grupos mafiosos que compiten por el liderazgo de las cajas de la UATRE, OSPRERA y RENATRE”. 

Finalmente, el legislador enfatizó que “es responsabilidad del Estado velar por la protección de los trabajadores cuando las entidades gremiales no cumplen con esta tarea”.

“Kicillof fue informado de esta situación a través de una extensa carta firmada por varios dirigentes gremiales, donde se describe la grave situación que enfrentan aproximadamente 300 ex trabajadores de UATRE, OSPRERA y RENATRE y no ha hecho absolutamente nada para brindar seguridad a las víctimas o intervenir ante esta situación”, concluyó Bugallo.