Pulsa «Intro» para saltar al contenido

A pesar de regalarse ante los banqueros, los enviados de Milei fueron rechazados en EEUU

En un intento por asegurar apoyo político y recursos en Estados Unidos, los economistas Darío Epstein y Juan Nápoli, enviados por Javier Milei, se reunieron con ejecutivos de Wall Street y plantearon una estrategia para abordar el problema fiscal en Argentina. Durante el encuentro, Epstein y Nápoli sorprendieron a los brokers al afirmar que Mauricio Macri garantizaría la mayoría en el Congreso y Hugo Moyano controlaría la calle en un eventual gobierno del movimiento libertario liderado por Milei.

Según el medio especializado La Política OnLine, la reunión tuvo lugar en la mansión del banquero macrista Gerardo Mato, ubicada en Greenwich, Connecticut. Mato, quien fue acercado por Macri para colaborar con la campaña de Milei, facilitó el encuentro con inversionistas y banqueros. Asimismo, se reveló que Macri se reunió previamente con Karina Milei, hermana de Javier Milei, y les acercó a Gabriel Martino y Mato como potenciales fuentes de financiamiento.

Epstein y Nápoli compararon la situación actual del país con la crisis de 2001 y mencionaron el papel clave que desempeñaron Eduardo Duhalde y Raúl Alfonsín para evitar la desintegración. En este contexto, Milei y Macri se presentaron como los encargados de superar la crisis actual y salvar a Argentina. Según los economistas, contarían con el apoyo de alrededor de 25 gremios, incluyendo el respaldo de Moyano para asegurar el control de la calle.

Durante la reunión, los enviados de Milei solicitaron a los ejecutivos de Wall Street planes para abordar la cuestión fiscal, planteando la necesidad de recortar aproximadamente un 15% del PBI. Sin embargo, no ofrecieron detalles concretos sobre cómo se llevaría a cabo este ajuste fiscal significativo.

La información sobre la reunión que publicó LPO agrega otros detalles preocupantes:

Para congraciarse con los banqueros, los enviados de Milei pidieron a los banqueros nombres para sumar a un eventual gobierno libertario.

Los banqueros de Wall Street respondieron con escepticismo a la propuesta de dolarización de la economía argentina propuesta por Milei, advirtiendo sobre el riesgo de una eventual hiperinflación. Además, dejaron en claro que ningún fondo de inversión estaría dispuesto a respaldar un plan económico de tal naturaleza. Los economistas de Milei argumentaron que los fondos llegarían a través de aportes de empresas Fintech, aunque esta afirmación no fue tomada en serio por los operadores de Wall Street.