Cecilia Moreau será reelecta como presidenta de la Cámara de Diputados

En agosto pasado, Moreau, legisladora del Frente de Todos, se convirtió en la primera mujer en presidir la Cámara Baja. Además los diputados también confirmarán al vicepresidente primero, Omar de Marchi (PRO); al vicepresidente segundo, José Luis Gioja (FdT); y al radical Julio Cobos.

La legisladora del Frente de Todos (FdT) Cecilia Moreau será reelecta hasta diciembre de 2023 como presidenta de la Cámara de Diputados, en una sesión preparatoria que se realizará el próximo jueves y en la que también se renovarán las autoridades que conforman ese cuerpo legislativo.

Moreau, una dirigente que forma parte del Frente Renovador -el espacio político liderado por Sergio Massa-, y que se convirtió en la primera mujer en presidir la cámara, accederá a un nuevo mandato tras haber cumplido con los principales objetivos que se planteó desde que asumiera el pasado 2 de agosto.

La reelección se efectuará en una sesión preparatoria que fue convocada por el secretario parlamentario de la Cámara baja, Eduardo Cergnul, para el jueves a las 11, con el objetivo de designar a las autoridades, según consta en la citación enviada a los legisladores.

Además de ratificar a Moreau, los diputados también confirmarán al vicepresidente primero de la Cámara, Omar de Marchi (PRO); al vicepresidente segundo, José Luis Gioja (FdT), y al radical Julio Cobos, señalaron los voceros del oficialismo y de la coalición opositora de Juntos por el Cambio (JxC).

Aunque no exista renovación parlamentaria derivada de un resultado electoral, la tradición en el cuerpo indica que deben mantenerse los cargos de los diputados que fueron designados a propuesta de sus bloques y sólo se realiza algún cambio si existe una renuncia, como sucedió en el caso de Massa, hoy al frente del Ministerio de Economía.

Uno de los principales desafíos que tuvo que afrontar Moreau fue sancionar la prórroga de impuestos y el Presupuesto 2023, que son claves para la gestión de Massa, luego del traspié sufrido en diciembre del 2021 cuando se rechazó la ley de gastos y recursos diseñada por el exministro Martín Guzmán.

El armado de consensos con los bloques opositores le permitió aprobarlo con 180 votos, ya que fue votada no solo por el FdT sino por los radicales de la dos vertientes que en que se divide la UCR -la bancada clásicia y Evolución Radical-, los interbloques Federal y Provincias y Ser.

Al trazar un balance, Moreau recordó el viernes último que gracias a los consensos con esos bloques el Presupuesto se aprobó con 180 votos positivos y fue «el más votado de los últimos 20 años».

«La Cámara baja recibió el reconocimiento por parte de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) al tratamiento que se le dio, con un debate durante tres semanas y la exposición de nueve ministros y más de 20 funcionarios nacionales, antes de darle la media sanción», señaló en un comunicado.

Si bien este año pudo conseguir los objetivos de sancionar los principales proyectos económicos, como el Presupuesto y la prórroga de impuestos y un conjunto de iniciativas sociales, ahora el oficialismo buscará realizar dos sesiones más: una que podría concretar tras elección de autoridades para debatir un conjunto de iniciativas consensuadas como el régimen de obstetricia; y otra el 14 de diciembre, que tendrá como tema central el proyecto que modifica la ley de Lavado de Dinero y la financiación del terrorismo donde se propone una reforma de la ley 25246, del Código Penal y la creación del Registro de Beneficiarios.

Moreau llegará a la sesión preparatoria del jueves con el logro no sólo de haber sancionado las leyes claves que requiere el Gobierno, sino también con haber formado los consensos -tarea que también realizaba desde su puesto de vicepresidente del bloque- para otras iniciativas de tinte social.