Borrell pidió que «no se cuestionen» y se «acepten» los resultados electorales en la región

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, llamó al «buen funcionamiento de las instituciones democráticas» en América Latina y pidió que «no se cuestionen» y se «acepten» los resultados electorales y así «contribuir a la estabilidad de la región y del mundo».

«En estos días en los que la región vive procesos electorales importantes, y los que estamos sufriendo las consecuencias todavía de la pandemia y de la guerra, quiero hacer una llamada al buen funcionamiento de las instituciones democráticas. Porque de ellas depende todo», dijo Borrell durante una conferencia de prensa que brindó la tarde del jueves, en el Palacio San Martín, junto al canciller argentino Santiago Cafiero.

Allí expusieron los resultados de la Tercera Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE) que culminó el jueves en Buenos Aires.

El alto representante sostuvo del «buen funcionamiento de las instituciones democráticas depende la existencia de las instituciones que garanticen las libertades y los derechos, que ofrezcan un entorno económico atractivo para la inversión, que permita generar empleo, riqueza y distribuirla».

«Todo eso exige que las instituciones políticas que son las garantes de los procesos electorales, funcionen, funcionen bien, no se cuestionen, se acepten los resultados, y así contribuir a la estabilidad de la región y del mundo», evaluó en vísperas de una elección clave para Latinoamérica: la que disputarán el próximo domingo en Brasil el líder del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio «Lula» da Silva, y el actual mandatario de ese país, el ultraderechista Jair Bolsonaro.