Morales y Posse consolidan la imagen de un radicalismo fuerte y unido de cara al 2023

En el marco de sus recorridas por la provincia de Buenos Aires, el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales visitó este jueves el municipio bonaerense de San Martín.

Durante la jornada y acompañado por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, el diputado provincial Walter Caruso y Mauricio D’Alessandro, Morales mantuvo un encuentro con empresarios y comerciantes de la zona, con quienes compartió su experiencia de trabajo para forjar la transformación económica, social, productiva y cultural que hoy vive Jujuy, y su visión sobre los desafíos de la República Argentina.

Luego de ese encuentro, Morales se reunió con la Juventud Radical del distrito, en una charla con eje en el rol de los jóvenes y de la UCR en el tiempo que viene, y dentro de la coalición Juntos por el Cambio, durante la que reafirmó su voluntad de que la Argentina que viene tenga un presidente radical.

Luego de esos encuentros, el gobernador fue el principal disertante de la conferencia ‘La lucha contra el narcotráfico en el Estado de derecho”, organizada por el Colegio de Abogados de San Martín, finalizando su visita a la localidad con un multitudinario acto junto a militantes y vecinos en el Ateneo UCR local.

“Estamos en un fin de ciclo, se acaba la época de la impunidad y viene un tiempo bueno. Pero eso no significa que ya hayamos conquistado esa nueva era. Tenemos que estar atentos porque el kirchnerismo sabe que le llegó la hora y está dando manotazos de ahogado”, enfatizó el mandatario jujeño.

En ese contexto, señaló: “Es por eso que quieren cambiar las reglas de juego y esa es la razón por las que ahora quieren suspender las PASO. Lo hicieron en algunos distritos y van por más provincias como en el reciente caso de Neuquén”.

“Ya lo sabemos, el kirchnerismo no es confiable y es por eso que además, pidió que se suspenda el juicio por la corrupción en Vialidad”, reprochó el titular del radicalismo nacional, y reflexionó: “Es lógico. Allí se describió con detalle la matriz de corrupción que creó el kirchnerismo usando la obra pública para hacer negocios privados”.

Por otra parte, Morales destacó que “la Argentina tiene una potencia tremenda y a los argentinos nos obligan a seguir perdiendo el tiempo, enredados en situaciones absurdas, en peleas estériles y en grietas inventadas”.

“Lo están demostrando diariamente: el kirchnerismo no tiene ideas, ni planes y solamente agita consignas. Se acabó la fábula de que solo ellos saben gobernar”, arremetió.

Por último, afirmó que “el radicalismo está plantado y creciendo en todo el país”, y confirmó la presencia de candidatos en todos los distritos: “Vamos a competir en todas las provincias, en todas las intendencias y en toda la Argentina y el próximo presidente será de la Unión Cívica Radical.

A su parte, Posse expresó: “Queremos romper con la lógica de la grieta, que desde siempre abonó el kirchnerismo, porque sólo alimenta la ambición y el poder de unos pocos”.

“Estamos trabajando para solucionar la enorme crisis económica a la que nos llevó este gobierno y conducir al país hacia una nueva etapa cuyo único objetivo sea el bienestar de todos los argentinos”, finalizó el jefe comunal de San Isidro.