El Banco Mundial advirtió que existe riesgo de una recesión global en 2023

El Banco Mundial (BM) advirtió que el mundo podría caer en una recesión en 2023, en conjunto con una inflación global que se mantendría en el doble de las cifras anteriores a la pandemia.

«El mundo podría estar avanzando poco a poco hacia una recesión mundial en 2023 y una serie de crisis financieras en los mercados emergentes y las economías en desarrollo que les podrían causar daños duraderos», alertó un estudio integral realizado por el organismo con sede en Washington.

El documento cita, entre otros indicadores que presagian una recesión, la caída de los índices de confianza de los consumidores y la desaceleración abrupta que registran Estados Unidos, China y la Eurozona, las tres principales economías del mundo.

Las crisis global se vería impulsada por las subas de tasas de interés que están aplicando bancos centrales de todo el mundo

Dicha crisis global se vería impulsada por las subas de tasas de interés que están aplicando bancos centrales de todo el mundo –incluida la Reserva Federal estadounidense (FED) y el Banco Central Europeo (BCE)- en un ritmo y sincronización inéditos en los últimos 50 años con el objetivo de frenar la inflación.

Paradójicamente, dichas subas de tasas –señala el BM- podrían no ser suficientes «para reducir la inflación mundial a los niveles registrados antes de la pandemia».

Si bien el estudio realizado por el BM prevé que las tasas monetarias se incrementen hasta un promedio de 4% entre este año y el 2023 –un aumento de más de 2 puntos porcentuales sobre el promedio de 2021-; se estima que la inflación mundial (sin incluir el componente energético) se mantenga en alrededor del 5% anual en 2023.

Dicha cifra es casi el doble que la que el mundo registraba en los cinco años previos a la pandemia de coronavirus.