Sociedades de garantía reciproca avalan créditos para emprendimientos de economía popular

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) nucleadas en la Cámara Argentina de Sociedades y Fondos de Garantía (Casfog) avalarán créditos para una quincena de emprendimientos de la economía popular promovidos por la asociación civil Sumatoria por unos $ 200 millones de acá a fin de año, cifra que en 2023 podría alcanzar $ 1.000 millones.

«En Sumatoria seguimos buscando formas para mejorar el acceso al crédito de unidades productivas de la economía popular o emprendimientos de triple impacto», indicó a Télam el fundador de la ONG, Matías Kelly.

Destacó que en esa lógica fue que se vincularon con la Cámara Argentina de Sociedades y Fondos de Garantía, que a su vez invitó a sus SGR «a armar un contrato sindicado que básicamente lo que va a permitir es avalar la cartera de préstamos de Sumatoria que está creciendo».

En ese sentido, precisó que la asociación civil está trabajando con la Cámara «para abrir una primera línea de garantía de entre $ 100 y $ 200 millones, y poder otorgar aproximadamente 15 préstamos por ese valor antes de fin de año. Apuntamos a poder quintuplicar ese valor para el año que viene».

En el último año, Sumatoria consiguió financiamiento por $ 180 millones a partir de dos bonos sociales por $ 30 millones y otros dos sustentables por $ 60 millones.

Estos recursos fueron para la Cooperativa de Trabajo el Renacer, ex fábrica de electrodomésticos Aurora; la Primera Hilandería y Tejeduría de La Puna, conocida como Warmi; Fundación Pro Mujer Argentina de Jujuy, que otorga créditos para mujeres.

También para Fundación San Isidro; Fibrazo, proveedora correntina de internet por fibra óptica para los barrios; la textil bonaerense Cooperativa Hombres y Mujeres Libres; la Unión de Trabajadores de la Tierra; las asociaciones civiles Amartya y Matricia; y Fundación Desafios, una institución de microfinanzas.

Además de Cooperativa Kbrones, una textil del barrio porteño de Barracas; Creando Conciencia, una cooperativa de trabajo de la localidad bonaerense de Benavidez, dedicada a la recolección y reciclado de residuos; y la Cooperativa Apícola Coopsol, de Santiago del Estero.