El relator de la ONU reivindicó el «derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas»

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Francisco Calí Tzay, dijo este lunes que «el reconocimiento del derecho a la libre determinación debe entenderse como la base del diálogo en la construcción de una nueva relación entre los pueblos y los estados, desde una perspectiva plurinacional, reconociendo las diferencias culturales, sin que ello sea motivo de exclusión o de discriminación racial».

Tzay brindó una conferencia magistral en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en su primera visita como relator a la Argentina.

Tzay comenzó su exposición diciendo que «estamos en una nueva etapa en la cual no solo estamos hablando de nuestros derechos, sino que ahora estamos viendo como en muchos países se adelanta el cumplimento de esos derechos».

El Relator agregó que «el Convenio 169 de la OIT; la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, son los tres instrumentos fundamentales que protegen los derechos de los pueblos indígenas en este continente y son los derechos mínimos que tenemos».

«Desde este punto de vista la Comisión Interamericana de derechos humanos y la Corte interamericana, han desarrollado una jurisprudencia evolutiva interpretando muchas de las disposiciones de este tratado a nivel de las necesidades especificas de los pueblos indígenas, como el caso del articulo 21 de la Convención que hoy incluye también la protección del derecho a la propiedad colectiva de tierras y sus recursos».

«Quiero recordar que los Estados le tienen mucho miedo al reconocimiento al derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas, porque argumentan que va a crear muchos problemas, como división territorial, sin embargo, el no reconocimiento a ese derecho es lo que crea los problemas de división y de ´levantamientos sociales´ que ha habido y va a seguir habiendo en la historia de los pueblos indígenas», expresó.

El relator de la ONU indicó que durante la pandemia «el pueblo shuar de Perú decidió cerrar sus fronteras y no permitir que nadie entrara ni saliera de sus territorios si no cumplían con los requerimientos de seguridad en sanidad; hasta este momento hay cero casos de contagio y de muertes por Covid19».

A su vez, señaló que en un reciente informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hay un punto que aclara que «reconocer el derecho a la libre determinación es un elemento central para la reparación colectiva por las violaciones históricas y sistemáticas de los derechos humanos de los pueblos indígenas´».

«El reconocimiento del derecho a la libre determinación debe entenderse como la base del diálogo en la construcción de una nueva relación entre los pueblos y los estados desde una perspectiva plurinacional, reconociendo las diferencias culturales sin que ello sea motivo de exclusión o de discriminación racial», destacó.

Tzay, del pueblo «maya cakchiquel» de Guatemala, ha actuado en la gestión internacional de derechos de los pueblos indígenas ante Naciones Unidas desde principios de los ’80, abordando las violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas de todo el mundo, y asumió su función en la ONU el 1ro. de mayo de 2020.