Irrumpió a los gritos y frenó una sesión pero dice que es víctima de «lawfare»

La defensa del intendente de Ensenada, Mario Secco, pidió la nulidad del juicio oral en contra del jefe comunal por su irrupción en el recinto de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en 2017, al considerar que «está acreditado que no cometió ningún delito» y que la causa representa un caso de «lawfare».

«Esto es netamente político, no jurídico. Quieren proscribirme. Es un vuelto a los pensamientos de uno de los soldados más grandes que tiene Cristina Kirchner», dijo Secco en declaraciones formuladas a Télam.

El dirigente advirtió que «lo que le hacen a Cristina a nivel nacional me lo hacen a mí en la provincia» y señaló que «inventaron acusaciones que no tienen nada que ver con lo que sucedió porque quieren demostrar el poderío que tienen en la Justicia».

Secco está acusado de «coacción agravada, resistencia a la autoridad y perturbación al ejercicio de funciones públicas» por haber ingresado al recinto de la Cámara de Diputados bonaerense durante el cuarto intermedio de una sesión que se realizó el 14 de diciembre de 2017, mientras se discutía la reforma jubilatoria de los trabajadores del Banco Provincia.