El presidente de Perú cambió seis ministros y rechazó la renuncia del jefe de gabinete

El presidente de Perú, Pedro Castillo, nombró en las últimas horas a seis nuevos ministros y ratificó a su jefe de gabinete, Aníbal Torres, que había presentado su carta de renuncia el miércoles pasado.

El mandatario tomó juramentó a los nuevos titulares de las carteras de Relaciones Exteriores, Economía, Vivienda y Construcción, Trabajo, Transportes y Cultura.

Torres puso a disposición del jefe de Estado su cargo el miércoles por motivos personales, pero Castillo no aceptó su renuncia. «No he aceptado la renuncia del Premier Aníbal Torres, quien se compromete a seguir trabajando por nuestro país», indicó el mandatario en un mensaje de Twitter.

Los nuevos ministros son Miguel Ángel Rodríguez, en Relaciones Exteriores; Kurt Burneo, en Economía; Alejandro Salas, en Trabajo; Geiner Alvarado, en Transportes; Betssy Chávez, en Cultura, y César Paniagua, en Vivienda y Construcción.

Salas y Alvarado ya estuvieron antes en los ministerios de Cultura y de Vivienda y Construcción, respectivamente.

“Tenemos que restituir la confianza en los agentes económicos y eso depende bastante de la claridad de la propuesta para reactivar la economía”, dijo a la prensa Burneo ,quien fue ministro de la Producción en el gobierno del expresidente Ollanta Humala (2011-016).

«Agradezco al presidente por la confianza que me brinda para contribuir en los actos de Estado de la política exterior y las relaciones internacionales de nuestro país», declaró el canciller Rodríguez tras juramentar, según declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

Torres asumió el cargo en febrero y presentó su renuncia en medio de las polémicas que envuelven a Castillo.

La Fiscalía tiene cinco investigaciones abiertas sobre el mandatario, entre ellas por supuesta corrupción y colusión agravada en un proyecto de obra pública, por plagio en su tesis universitaria, y por tráfico de influencias en un contrato estatal de adquisición de combustibles.

Castillo cumplió el 28 de julio un año en el poder, y además del cerco judicial, enfrentó dos intentos de destitución del Congreso unicameral.

En medio de esta puja, ese cuerpo legislativo le denegó esta semana el permiso a Castillo para asistir a Bogotá y participar de la asunción del presidente electo, Gustavo Petro.

«Desde el Ejecutivo siempre hemos respetado la independencia de los poderes del Estado. Lamento que, de forma inusual y prepotente, el Congreso me impida asistir a un acto protocolar internacional», manifestó el mandatario al reaccionar al veto.

Tras la decisión, el Ejecutivo decidió que viaje a Colombia la vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte.