El Partido Popular logró la mayoría absoluta en la región de Andalucía

El Partido Popular (PP) logró este domingo la mayoría absoluta en las elecciones de Andalucía, antes bastión de la izquierda, lo que le permitirá gobernar sin alianzas, mientras el Partido Socialista, en el gobierno nacional, sufrió un duro golpe, a un año y medio de los comicios generales.

Oficialmente escrutado más del 50% de los votos, el PP se encaminaba a lograr los 55 diputados que le evitan cualquier alianza, muy por delante de los 33 que parecían sumar los socialistas y mucho más que toda la izquierda reunida.

Los resultados le permiten al PP evitar un eventual acuerdo con Vox para gobernar –como pasa en Castilla y León-, y significan también un éxito de la moderación impuesta por el nuevo líder del sector, Alberto Núñez Feijóo.

Los números que dejaron las urnas marcan también a una vuelta al bipartidismo PP-PSOE, después de que algunas alternativas lograran peso con la gran crisis económica de 2008.

Los comicios depararon la caída de la extrema izquierda (de 17 a 7 diputados) -socios de gobierno en Madrid de los socialistas-, la desaparición de la tercera vía liberal de Ciudadanos (de 21 a 0), y el estancamiento de Vox (de 12 a 14).

La coalición Por Andalucía, que integra IU y Podemos junto a otras fuerzas de izquierda, lograba 5 diputados, mientras que Adelante Andalucía, formación liderada por Teresa Rodríguez, obtiene 2 escaños.