De la Argentina al Mundo: Alberto Fernández se instala como un referente mundial por la paz

El presidente Alberto Fernández y su par de Francia, Emmanuel Macron, coincidieron este viernes en París en la necesidad de «responder colectivamente» las consecuencias de la invasión rusa en Ucrania y advirtieron sobre el riesgo de una crisis energética y alimentaria en las zonas más desfavorecidas del planeta.

“Usted es un amigo y un actor importante en este escenario internacional tormentoso», lo recibió Macron en la explanada del Palacio, sede oficial de su gobierno, donde Fernández fue recibido con una guardia de honor.

Ambos mandatarios brindaron una declaración conjunta en el patio de entrada del Palacio presidencial del Elíseo en París minutos antes de compartan una reunión bilateral.

Las coincidencias entre Fernández -a cargo de la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños- y Macron -presidente de la Unión Europea hasta el 1 de junio- fueron expresadas en una declaración conjunta a la prensa, antes del encuentro que mantuvieron esta mañana en el Palacio del Elíseo, en el último día de la gira del Presidente por Europa.

“Muchas gracias señor presidente por estar en París, es muy grato recibirlo. Estamos en el momento de una Guerra en Europa y es el momento de reforzar la cooperación y la amistad entre nuestros países basada en el respeto a los derechos humanos y los valores democráticos», afirmó Macron.

El jefe de Estado de Francia consideró que la guerra entre Ucrania y Rusia puede tener “consecuencias trágicas que ameritan “dar respuestas conjuntas y responder colectivamente a los problemas internacionales”.

Macron pidió al respecto poner especial atención al problema agropecuario que puede generarse con la guerra en Ucrania, y sobre todo en África, donde puede darse “una crisis alimentaria”.

Por su parte, Alberto Fernández aseguró que su presencia en Francia era para «ponerse a disposición para ver en qué podemos ayudar para que el mundo recupere la paz» y afirmó estar «convencido» de que «el mundo necesita más proteínas, no misiles».

“Nos une una misión humanitaria y una visión integradora. Hay que buscar poner fin al ataque ruso (en Ucrania). Estamos convencidos de que el mundo necesita más proteínas, no más misiles; más producción y no recesión. Después del daño de la pandemia (coronavirus) necesitamos que la economía vuelva a crecer”, remarcó el jefe de Estado argentino.

Con Macron cierra la serie de encuentros con líderes europeos que mantuvo esta semana el presidente argentino en una breve e intensa gira por tres países en cuatro días: el martes se reunió en Madrid con el socialista Pedro Sánchez y el rey Felipe VI, y el miércoles en Berlin con el canciller socialdemócrata alemán Olaf Scholz.

Las declaraciones de Fernández desde París se dan luego de que ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) diera a conocer el índice de precios al consumidor subió en abril 6%, siete décimas por debajo del 6,7% registrado en marzo.

«En la Argentina tiene causas estructurales. Ademas durante la epidemia emitimos dinero como muchos otros países. Y por sobre todo esto ¡hay guerra!».

Fernández sostuvo hoy que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «reclama que escuchemos sus propuestas» y volvió a aclarar que si bien «siempre» tuvieron diferencias, no es su «enemiga» sino Mauricio Macri y «la derecha».

«Siempre hemos tenido diferencias con Cristina. Pero ella no es mi enemiga», dijo Fernández en la entrevista con Le Monde.

«Cristina fue Presidenta durante ocho años. Estimo su inteligencia. Ella reclama que escuchemos sus propuestas. Solo que tiene una forma especial de expresarlas», concluyó.