La Corte Suprema define si juran Doñate y Reyes en el Consejo de la Magistratura

La integración del Consejo de la Magistratura se complejizó con la discusión por los nuevos representantes y un aspecto central de ese conflicto será si la Corte Suprema hará jurar o no al senador Martín Doñate y a la diputada Roxana Reyes para asumir en el organismo que selecciona y remueve a los jueces.

El miércoles pasado, cuatro nuevas integrantes técnicas juraron para el Consejo frente al titular de la Corte, Horacio Rosatti, y aunque el Congreso había comunicado sus representantes horas antes del acto, el senador por Río Negro y la diputada santacruceña de la UCR no participaron de la jura.

En la Corte explicaron que esto ocurrió así porque el procedimiento de rigor consiste en que el Consejo envía los documentos que avalan al candidato y que, una vez revisados por los asesores letrados, el máximo tribunal decide la fecha de jura a través de una acordada.

«La ansiedad no es la lógica de la Corte», aclaró uno de sus voceros y además recordó que el mismo día de la jura llegaron al Consejo de la Magistratura impugnaciones a las dos candidaturas, tanto a la de Doñate como a la de Reyes.

Desde el lunes pasado, cuando se ejecutó el fallo de diciembre de 2021 por el cual la Corte ordenó volver a la composición del organismo anterior a 2006, Rosatti es el presidente también del Consejo de la Magistratura.

En ejercicio de esta nueva función, Rosatti ya se reunió con sus principales funcionarios administrativos, Mariano Pérez Roller y Daniel Cholakian; incluso visitó la sala de plenarios, que ya se adaptó para 20 miembros, y saludó a los empleados judiciales.

Estando ya al frente del Consejo y siendo titular de la Corte, las cuestiones administrativas y de forma para que asuman los dos consejeros que faltan no deberían ser un problema para el jurista santafesino.

Sin embargo, la prudencia con la que se manejaron en la Corte frente a la situación de Doñate y Reyes se cumplió de modo tajante entre las fuentes del tribunal: se limitaron a decir, en términos jurídicos, que es tan posible que se fije fecha para la jura de ambos, como que no.

Un antecedente que da sustento a la alternativa de permitir la asunción de los candidatos discutidos lo protagonizó en 2015 el consejero del PRO Pablo Tonelli, cuando el macrismo juntó los votos de más de quince bloques e interbloques para empujar por su incorporación al organismo que selecciona y remueve jueces.

Como en esta oportunidad la oposición parlamentaria se quejó por la postulación de Doñate, en aquel entonces el Frente para la Victoria recurrió a la Justicia con un amparo que fue rechazado con el argumento de que las decisiones tomadas dentro de las competencias de un poder no son materia judicializable.