La discusión por el Consejo de la Magistratura llegó a la Justicia

La discusión sobre quiénes serán los representantes legislativos en la nueva composición del Consejo de la Magistratura se trasladó este jueves al ámbito judicial, con presentaciones del Frente de Todos (FdT) y del PRO, en un contrapunto que tiene antecedentes en el 2017 cuando un magistrado federal dictaminó que la justicia no podía «revisar» decisiones de otro poder.

El presidente del bloque de diputados del Frente de Todos (FdT), Germán Martínez, pidió este jueves la nulidad de la designación de la diputada radical Roxana Reyes en el Consejo de la Magistratura, en una solicitud que recayó ante el Juzgado Contencioso Administrativo 11, a cargo de Martín Cormick.

Al mismo tiempo, Martínez envió una nota al presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, «solicitando que se abstenga de tomarle juramento a la diputada Reyes en el Consejo de la Magistratura».

El legislador consideró «ilógico que el bloque con mayor representación parlamentaria (FdT) tenga un solo diputado» en ese órgano de selección y remoción de jueces y que Juntos por el Cambio (JxC) cuente con «dos representantes», según fundamentó en un posteo en Twitter.

También este jueves los senadores del PRO Luis Juez y Humberto Schiavoni pidieron a la justicia tomar las «medidas pertinentes» para que ambos puedan asumir como representantes del Senado en el Consejo y se decrete la «nulidad absoluta» de las designaciones de los oficialistas Martín Doñate y Guillermo Snopek.

Además, Juez se presentó en los tribunales federales de Retiro y denunció penalmente a la vicepresidenta de la Nación y presidenta de la Cámara alta, Cristina Fernández de Kirchner, por haber nombrado a Doñate y Snopek como representantes del Consejo.