Desde el kirchnerismo piden a los legisladores no convalidar el «desembarco» de Rosatti

El legislador del Frente de Todos criticó que no se esté respetando la «independencia de poderes» y sostuvo que la Corte Suprema no tiene que integrar el Consejo de la Magistratura y «mucho menos» presidirlo sin una ley en el Congreso que lo disponga.

El diputado del Frente de Todos (FdT) Marcelo Casaretto pidió este lunes a los representantes de la Cámara baja y del Senado en el Consejo de la Magistratura no convalidar el «desembarco» del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, en el cuerpo, y consideró que hay una «desesperación y ambición de poder» en el máximo tribunal.

«La ley está en tratamiento. En el Senado ya consiguió media sanción, ahora tenemos que tratarla en Diputados. Convoco a todas las fuerzas políticas a que debatamos esto y no convalidemos este desembarco de Rosatti en el Consejo de la Magistratura sin ninguna ley de Congreso que lo respalde», afirmó el legislador en declaraciones a Radio 10.

El presidente de la Corte Suprema asumiría este lunes como titular del Consejo de la Magistratura luego de que la Corte Suprema estableciera un plazo de 120 días, que venció el domingo, para que el Congreso sancionara una ley sobre el balance en sus integrantes.

«Entiendo que (el presidente de la Cámara de Diputados) Sergio Massa está convocando este lunes a los presidentes de los bloques a una reunión para hablar de esta iniciativa que debe tratarse en el Congreso», anticipó Casaretto.

Además, el legislador criticó que no se esté respetando la «independencia de poderes» y sostuvo que la Corte Suprema no tiene que integrar el Consejo de la Magistratura y «mucho menos» presidirlo sin una ley en el Congreso que lo disponga.

«Rosatti busca tener el control del Consejo de la Magistratura. Tengamos en cuenta que hay un representante del (Poder) Ejecutivo, del Congreso -oficialismo y oposición-, de abogados, jueces y de las universidades, pero la Corte Suprema no está ahí y ellos quieren meterse porque entonces pueden intervenir en la designación de jueces, en los aspectos disciplinarios y en la administración de los fondos del poder judicial», advirtió.

Casaretto sostuvo que «no se puede hacer lo que la oposición está haciendo», que es no dar quórum, evitar que la cámara sesione y «buscar refugio en alguna acordada o fallo de la Corte Suprema».

«En la Corte Suprema también son dirigentes políticos. No es un poder independiente, al contrario, ellos quieren actuar más en política, por eso juegan con la oposición y pretenden quedarse con el Consejo de la Magistratura», completó.