Ucrania se declaró optimista: países de la OTAN le dará más armas para combatir a Rusia

«Vengo a pedir tres cosas: armas, armas y armas», había dicho el canciller de Ucrania Dmytro Kuleba al llegar a la sede de la OTAN en Bruselas. El funcionario enfatizó que su país necesita «aviones, vehículos blindados y defensa antiaérea».

El canciller de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo este jueves que tiene un cauto optimismo respecto de que algunas naciones integrantes de la OTAN van a incrementar las entregas de armas a su país para resistir la ofensiva rusa, pero pidió decisiones y acciones rápidas.

«Tengo un cauto optimismo sobre el resultado de nuestras discusiones», dijo Kuleba a periodistas en Bruselas luego de participar de conversaciones con los cancilleres de los 30 países de la OTAN.

El canciller no dijo qué países de la alianza militar liderada por Estados Unidos entregarían más armas o qué tipo de armas serían, pero sí que deberían llegar lo más pronto posible a Ucrania ahora que Rusia se prepara a lanzar una gran ofensiva en el este del país.

“O nos ayudan ahora, y estoy hablando de días, no semanas, o su ayuda llegará demasiado tarde», señaló, informó la agencia de noticias AFP.

También criticó a algunos países occidentales, sin identificarlos, por seguir dudando si refuerzan sanciones a Rusia aun después de haber dado crédito a las acusaciones de Ucrania de que el Ejército ruso masacró a civiles en la localidad ucraniana de Bucha.

«¿Cuántos Buchas deben tener lugar para que ustedes impongan sanciones? ¿Cuántos niños, mujeres, hombres deben morir -vidas inocentes que se pierden- para que ustedes entiendan que no se pueden permitir una fatiga de sanciones, así como nosotros no podemos permitirnos una fatiga de combates?», espetó Kuleba.

Más temprano, a su llegada a la sede de la OTAN, el canciller ucraniano dijo que su agenda era simple.

«Vengo a pedir tres cosas: armas, armas y armas. Cuanto más rápido se entreguen, más vidas serán salvadas y destrucciones evitadas», dijo.

«Ucrania tiene derecho a defenderse. Vamos a escuchar las necesidades que nos planteará Dmytro Kuleba y a conversar sobre cómo responder», declaró el secretario general de la Alianza transatlántica, Jens Stoltenberg.

El ministro ucraniano aseguró que necesitaban «aviones, vehículos blindados y defensa antiaérea» para hacer frente a la ofensiva rusa, de la que se cumplen seis semanas.

«Sabemos luchar. Sabemos cómo ganar, pero sin un abastecimiento sostenible y suficiente de todas las armas pedidas por Ucrania, esta victoria impondrá enormes sacrificios», explicó.

«Llamo a todos los aliados a poner a un lado sus vacilaciones, su reticencia a suministrar a Ucrania todo aquello que necesita», insistió.

«Está claro que Alemania puede hacer más, habida cuenta de sus reservas. Trabajamos con el gobierno alemán para que nos suministre armas suplementarias», añadió.

Interpelada directamente por Kuleba, la ministra alemana Annalena Baerbock aseguró que su país respalda «a Ucrania para ayudarla en su capacidad de defensa, pero es importante para nosotros coordinarnos, actuar juntos y no individualmente».

La Unión Europea (UE) estudia nuevas sanciones que por primera vez afectarán al sector de la energía, con un embargo sobre las compras de carbón ruso y el cierre de los puertos europeos a los navíos de Moscú.

«El acuerdo será ultimado por los embajadores de los países de la UE y será aprobado por los ministros de Relaciones Exteriores el lunes en Luxemburgo», anunció el jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell a su llegada a la sede de la OTAN.

«El petróleo no está en este nuevo paquete de sanciones, pero se hablará del tema el lunes en Luxemburgo y tarde o temprano habrá una decisión», dijo.

«Hay que imponer un embargo sobre el petróleo y gas ruso y espero que no harán falta nuevas atrocidades para que estas sanciones se decidan», dijo Kuleba.