Denuncian penalmente a miembros del Sindicato de Peones de Taxis

Es por daños contra la propiedad privada e impedimento a la libre circulación. Fue en el marco de los hechos ocurridos el 5 de abril último en Aeroparque, y que incluyeron la destrucción de una parada de la app “Cabify”

Referentes del partido político «Republicanos Unidos» llevaron a cabo una denuncia penal contra miembros del Sindicato de Peones de Taxis, entre los que se encuentra su secretario general Miguel Soto. Esto es debido a los hechos de violencia que tuvieron lugar el pasado 5 de abril en el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata de la legisladora porteña Marina Kienast, y los referentes del partido José Luis Patiño, José Magioncalda y Nicolas Silvera, quienes acompañaron el texto de la exposición jurídica con un video en el que se observaría al mencionado Soto destruyendo un un elemento de señalización de la parada de la app de transporte “Cabify”.

Kienast afirmó al respecto que «nuestros vecinos porteños están hartos de tener que someterse a los caprichos y la violencia sindical. En este caso, el sindicato de peones de taxi niega a centenares de pasajeros opciones para poder movilizarse, haciéndolos esclavos de un servicio que funciona deficitariamente, con demoras de hasta una hora para acceder a un taxi. Es necesario limitar estos abusos y que la justicia accione»

Yamil Santoro, presidente de Republicanos Unidos CABA completó: «Desde hace años quienes conformamos este partido damos la pelea para liberar la oferta de circulación de los ciudadanos. Hemos hecho frente a aprietes y abusos cuando muchos elegían el silencio. Y seguiremos haciéndolo»

La denuncia comprende a quienes “resulten responsables por los delitos tipificados en los arts. 183, 194 y 211 del Código Penal” en el marco de una protesta realizada por el Sindicato de Peones de Taxis, en la cual se “obstruyó una vía transitable e impidió la actividad del transporte terrestre Cabify, junto con la destrucción de la parada autorizada por Aeropuertos Argentina 2000”.

El documento explica que el episodio ocurrió luego de que el gremio “mantuviera reuniones con la empresa administradora de aeropuertos y con el ente regulador Orsna, tendientes a anular la decisión de autorizar la mencionada parada”.En esa línea, la acusación concluye que el sindicato y su titular son responsables de “daños a la propiedad, entorpecimiento del transporte por tierra y un intento de infundir temor a la ciudadanía, mediante el ejercicio de violencia”. La misma fue sorteada en el juzgado criminal y correccional Nro 27, a cargo del juez Alberto Baños, con intervención de la fiscalía Criminal y correccional Nro 4, del Dr. Carlos Vasser.

Republicanos Unidos ya participó de otras denuncias resonantes para la política argentina, como las generadas por los escándalos generados por el “Vacunatorio VIP” y el “OlivosGate”.