Caló no pudo armar una lista de unidad y abandona la titularidad de la UOM

El histórico secretario general metalúrgico aceptó dar un paso al costado en los comicios de renovación de autoridades, por lo que la fórmula que integran el exdiputado nacional del Frente para la Victoria de Zárate-Campana y Naldo Brunelli conducirán al gremio.

La fórmula Abel Furlán-Naldo Brunelli conducirá los destinos de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) durante los próximos cuatro años, luego de que el histórico secretario general nacional, Antonio Caló, no pudo conformar una lista única y aceptó dar un paso al costado en el Congreso de renovación de cargos.

Caló, titular de la poderosa seccional porteña del sindicato y actual secretario de Interior del consejo directivo de la CGT elegido en noviembre último, no pudo renovar su mandato ante la embestida de varias seccionales opositoras.

El dirigente procuró renovar el cargo hasta 2026 con Brunelli como adjunto en representación del oficialismo, pero debió resignar sus pretensiones en manos de Furlán, exdiputado nacional del Frente para la Victoria (FpV) , de la localidad bonaerense de Zárate-Campana, quien será acompañado por aquel dirigente.

Las fuentes gremiales aseguraron a Télam que Caló «no pudo sobreponerse al gran malestar existente en las bases de varias seccionales a partir de la realidad salarial y social por la que atraviesan los trabajadores metalúrgicos, en especial durante los últimos años», y aventuraron que al veterano dirigente «le será muy difícil ahora fundamentar su permanencia en el consejo directivo de la CGT».

Recientemente, por ejemplo, Adrián Pérez -de 49 años- se había impuesto por algo más de 200 votos al histórico dirigente Francisco Gutiérrez, quien condujo la seccional Quilmes-Berazategui-Florencio Varela durante 38 años.

«Hubo un silencioso y trabajoso entramado político-gremial durante tiempo entre varias seccionales del interior y del Gran Buenos Aires (GBA), disconformes y descontentas con la realidad salarial y social por la que atraviesan las bases metalúrgicas, por lo que Caló no tuvo más salida que negociar su retiro», sostuvieron algunas fuentes gremiales de la UOM consultadas por Télam.

La inesperada salida del histórico dirigente metalúrgico porteño, quien sucedió en la conducción al otrora poderoso titular de la UOM nacional y de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, Lorenzo Mariano Miguel, se produjo este martes en el contexto del Congreso Nacional gremial realizado en la filial metropolitana.

En la sede sindical de Hipólito Yrigoyen al 4100 deliberaron los dirigentes metalúrgicos de las 54 seccionales -que hace algunas semanas ya habían elegido a sus nuevas conducciones- luego de lo cual los integrantes del Colegio Electoral, con el acuerdo del retiro de Caló ya firmado, eligieron por el voto directo y secreto a los 11 integrantes del Secretariado Nacional de la UOM.

Por primera vez en la historia la poderosa seccional porteña y la de Vicente López, que lidera Emiliano Gallo, no integran el Secretariado Nacional del gremio.