El FMI confirmó el borrador del acuerdo. Cómo fueron las últimas horas de la negociación

La palabra del FMI:

Un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezado por Julie Kozack, Directora Adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, Jefe de Misión para Argentina, emitió hoy la siguiente declaración:

“El personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo a nivel del personal técnico sobre las políticas económicas y financieras respaldadas por un Acuerdo del Servicio Ampliado del Fondo (SAF) de 30 meses. El SAF, con acceso solicitado de DEG 31.914 millones (equivalente a US$ 45.000 millones o 1000 por ciento de la cuota), tiene como objetivo proporcionar a Argentina apoyo presupuestario y de balanza de pagos para abordar los desafíos económicos más apremiantes del país y mejorar las perspectivas de todos los argentinos mediante la implementación de medidas diseñadas para promover el crecimiento y la protección de programas sociales esenciales.

El acuerdo a nivel del personal técnico aún está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que ha sido informado de manera informal sobre los elementos del programa propuesto. Se espera que el Directorio Ejecutivo analice la solicitud del programa respaldado por el FMI después de que el Congreso de la Nación Argentina apruebe el programa económico y financiero incorporado en el Memorándum de Políticas Económicas y Financieras y los documentos relacionados que las autoridades compartirán con los legisladores. Esta consideración legislativa es requerida por el derecho interno argentino.

Los profundos desafíos socioeconómicos de Argentina se han visto exacerbados por la pandemia global. El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre un programa económico pragmático y realista, con políticas creíbles para fortalecer la estabilidad macroeconómica y empezar a mejorar las condiciones necesarias para comenzar a atender los profundos desafíos para un crecimiento sostenible en Argentina.

El programa busca abordar de manera duradera la alta inflación persistente a través de una estrategia múltiple que involucra una reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal y un nuevo marco para la implementación de la política monetaria para generar tasas de interés reales positivas para respaldar el financiamiento interno, que junto con otras medidas, ayudará a promover una reducción continua de la inflación a lo largo del tiempo.

Igualmente importante será el énfasis del programa en mejorar de manera creíble las finanzas públicas. Esto se basará en un conjunto equilibrado de políticas de ingresos—con énfasis en la progresividad, la eficiencia y el cumplimiento tributario— al igual que políticas de gastos, que reduzcan los subsidios energéticos no focalizados y reorienten el gasto hacia inversiones sociales y de infraestructura más productivas, para fortalecer la sostenibilidad de la deuda y al mismo tiempo apoyar la recuperación.

 

Llegando al acuerdo

El tramo final de la negociación entre el gobierno argentino y el FMI incluyó múltiples llamados y teleconferencias durante la madrugada y la mayor parte de la mañana de este jueves entre Buenos Aires y Washington para terminar de pulir la redacción del acuerdo.

Los febriles contactos se aceleraron con la participación del ministro de Economía, Martín Guzmán; el director del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos, y la secretaria Legal y Administrativa, Rita Haydee Tanuz, por el lado argentino; mientras por el organismo multilateral actuaron Julie Kozack, directora Adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, Jefe de Misión para Argentina.

En un momento álgido de las discusiones, en la noche del miércoles, hubo una comunicación entre el ministro Guzmán y la titular del organismo, Kristalina Georgieva.

Ya a las 4 de la madrugada, el titular del Palacio de Hacienda mantuvo un diálogo con el presidente Alberto Fernández para ponerlo al tanto de las novedades de último momento en la negociación.

El punto que trabó la marcha de las conversaciones fue la traducción a los documentos finales del tramo financiero del entendimiento.

Guzmán manifestó sus reparos a los términos volcados por el FMI en el documento y buscó perfeccionarlos, de manera que quede claro el interés argentino, dijeron a Télam fuentes oficiales.

El ministro trasladó la inquietud al Presidente en plena madrugada y le transmitió su disconformidad con los párrafos en cuestión.

En su respuesta, el jefe de Estado avaló la posición del ministro y señaló que «en esos términos no se cierra el acuerdo”.

Tras un intervalo, las conversaciones con el staff del organismo se retomaron en las primeras horas de la mañana de hoy, momento en el que ministro también tuvo varios intercambios con la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra.

Finalmente, alrededor de las 14 hora local, se selló el acuerdo y ambas partes decidieron realizar de manera simultánea el anuncio del entendimiento.