El Partido Popular desmintió un caso de espionaje interno contra una de sus líderes

De acuerdo a medios españoles, el entorno del líder del PP, Pablo Casado, pretendía hallar pruebas sobre una comisión millonaria presuntamente obtenida de un empresario por el hermano de la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El Partido Popular (PP), la principal fuerza de oposición en España, desmintió este miércoles un supuesto caso de espionaje interno contra una de sus líderes y jefa del gobierno de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El PP “desmiente tajantemente la información publicada en relación con una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid”, dijo la organización en un comunicado publicado esta noche en Twitter.

Ese texto respondió a notas publicadas también este miércoles noche por el diario digital El Confidencial y el diario El Mundo.

Según esos medios, personas de confianza del presidente del PP, Pablo Casado, habrían recurrido a investigadores privados para conseguir información sobre un hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Casado ve en Díaz Ayuso a una fuerte adversaria interna que se consolida día a día como líder política nacional.

De acuerdo con esas publicaciones, el entorno de Casado pretendía hallar pruebas sobre una comisión presuntamente obtenida por el hermano de Díaz Ayuso de un empresario al que el gobierno regional madrileño le adjudicó un contrato por 1,5 millones de euros para proveer barbijos en la primera etapa de la pandemia de coronavirus.

El PP advirtió en el comunicado que tomará “las medidas judiciales oportunas ante estas falsedades”.

Tras la difusión de las notas periodísticas y el comunicado del PP, los principales dirigentes nacionales del partido suspendieron actos programados para el jueves y el vocero nacional de la fuerza y alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, convocó a una conferencia de prensa.

Martínez Almeida es el principal apuntado por las publicaciones de haber sido quien se contactó con las agencias de detectives para espiar al hermano de Díaz Ayuso, según la agencia de noticias Sputnik.

Casado y Díaz Ayuso están enfrentados dentro del partido y analistas y dirigentes suponen que ella amenaza el liderazgo del primero.