El Gobierno suma a Aníbal Fernández a la pelea con Montenegro por la exploración offshore

A través del Ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, el Gobierno habilitó a la empresa noruega Equinor a comenzar los trabajos de exploración sísmica en búsqueda de reservorios petrolíferos frente a las costas de Mar del Plata.

Si bien en una audiencia pública fueron numerosas las voces en contra del proyecto por parte de distintas fuerzas vivas de la ciudad y del ambientalismo de todo el país, el Gobierno decidió rápidamente habilitar a la empresa noruega a comenzar la exploración.

Ante varias dudas con respecto no a los potenciales beneficios sino a las garantías en materia de seguridad, el intendente Guillermo Montenegro pidió a la justicia la suspensión de la medida hasta tanto se realicen los procedimientos y estudios de rigor que evalúen su impacto ambiental.

Varios funcionarios nacionales y representantes de distintos sectores con intereses económicos al respecto se encargaron durante éstas semanas de instalar los potenciales beneficios económicos que representaría la explotación petrolera off shore en la costa Argentina. Pero la Justicia Federal le dió la razón al Intendente de Mar del Plata. Para ello tuvo en cuenta lo poco contundente y preciso de los estudios que el Gobierno toma en cuenta para habilitar la exploración.

Frente al pedido de información más precisa realizado por Montenegro y el freno dispuesto por la Justicia, el Gobierno decidió subir al ring a Aníbal Fernández. Con el Ministro Kulfas prometiendo prosperidad y el Ministro de Ambiente impulsando una actividad polémica para su función no estaba siendo suficiente para doblegar al intendente de Mar del Plata.

Anibal Fernández salió duro al ruedo para criticar la resolución de la Justicia y menospreciar el papel de los marplatenses en el asunto (aunque justifican, contradictoriamente, que lo más importante es la generación de empleo y beneficios para la ciudad).

Sobre la opinión de los marplatenses, Fernández manifestó: “Lo de la necesidad de consultar al municipio de General Pueyrredon para decidir una cuestión de interés nacional, es una burla”.

Nuevamente con argumentos contradictorios, el Ministro de Seguridad de la Nación afirmó que ¿Acaso no hubiera sido conveniente que se requiera información complementaria al órgano que emitió la resolución?. El error en la pregunta que se hace Aníbal Fernández es que el Ministro de Ambiente de la Nación afirmó que la misma exploración sísmica dará resultados de estudios ambientales (si hay algún peligro se sabrá después de ver las consecuencias).

Un dato importante para la Justicia es el peligro al que podrían quedar expuestas las ballenas y las especies marinas. “El impacto sobre los invertebrados marinos, los peces, los mamíferos marinos, las tortugas marinas y aves marinas, como consecuencia de la exposición al sonido irradiado por una campaña sísmica puede resultar significativo” aseguró el juez.

La presión del Gobierno Nacional es fuerte, pero hasta el momento no ha podido doblegar los argumentos de Montenegro, quien no está en contra de la explotación petrolera. En cada oportunidad ha aclarado que sólamente pretende que realicen los estudios ambientales que den garantía de seguridad a los vecinos de la ciudad y al medioambiente.

Sobre la resolución de la Justicia, Montenegro afirmó: “Siempre lo dijimos: es necesario contar con toda la información para decidir lo mejor para nuestra ciudad. ¡Gracias a todos los vecinos que se involucraron! Sigamos trabajando juntos para cuidar a Mar del Plata”.

Hasta ahora, el argumento del Gobierno es que si hay derrame, los expertos aseguran que el petróleo seguirá la corriente marina paralela a la ciudad y no llegará a las costas de Mar del Plata. El destino de la fauna marina y la contaminación del mar parece tema secundario.