Larreta sobre su no adhesión al Consenso Fiscal: «afectaría directamente el reclamo de la Ciudad ante la Corte Suprema por la quita arbitraria e inconsulta de los fondos de coparticipación»

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, justificó este lunes su decisión de ausentarse del Consenso Fiscal nacional en el compromiso electoral de no aumentar impuestos, minimizó las diferencias con los gobernadores radicales dentro de Juntos por el Cambio (JXC) y ratificó la continuidad del litigio con la Casa Rosada por los fondos de la coparticipación.
«Como ya hemos dicho en reiteradas oportunidades, asumimos un compromiso central con los argentinos: no apoyar el aumento ni la creación de nuevos impuestos al trabajo y a la producción, más allá de que la realidad financiera de cada provincia lleve a firmar el Consenso Fiscal», dijo Rodríguez Larreta en una conferencia de prensa que ofreció junto a parte de su gabinete y tras la reunión de la mesa de JXC.
En ese marco, sostuvo que junto a los tres mandatarios radicales, Rodolfo Suárez, de Mendoza; Gustavo Valdés, de Corrientes, y Gerardo Morales, de Jujuy, «hay una total coordinación» y, por ello, acordaron la negativa a incrementar las cargas tributarias en sus jurisdicciones, aunque reconoció que «ellos tienen que firmar el pacto fiscal por la realidad financiera de las provincias».
Por otra parte, Rodríguez Larreta sostuvo que adherir al Consenso Fiscal «implicaría suspender los juicios que cada distrito tenga contra el Estado nacional, lo que afectaría directamente el reclamo de la Ciudad ante la Corte Suprema por la quita arbitraria e inconsulta de los fondos de coparticipación».
«Quieren obligarnos a todos los argentinos que vivimos en la Ciudad a renunciar al derecho de reclamar los fondos que nos quitaron inconstitucionalmente», remarcó.
Este lunes por la tarde, el presidente Alberto Fernández encabezó el acto de firma del Consenso Fiscal en la Casa Rosada, que contó con la presencia de los 20 gobernadores del Frente de Todos (FdT) y tres mandatarios de la oposición, a excepción del alcalde de la Ciudad de Buenos Aires.
«Celebro que hayamos logrado el consenso de 23 jurisdicciones y lamento que haya quedado sin firmar la Ciudad de Buenos Aires, porque cuando se llevaba los puntos de coparticipación lo hacía sin consensos», planteó el Presidente durante el acto en el Museo del Bicentenario.
La explicación del alcalde porteño en torno al compromiso de no incrementar los impuestos, no obstante, fue rebatida por dirigentes de la oposición porteña que recordaron que en el Presupuesto 2021 se quitaron las eximiciones al pago de la tasa de Ingresos Brutos a las Leliq, así como se incorporó una alícuota del 1,2% a los resúmenes de las tarjetas de crédito por compras efectuadas en el distrito.