Natalia Sánchez Jáuregui, la diputada de Juntos por el Cambio que se pasó al kirchnerismo

“Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”, pudo haber afirmado la necochense que no tuvo ningún tipo de vergüenza en sumarse al bloque del Frente de Todos. En realidad, sumarse a un bloque distinto no es tan raro, pero si se trata del espacio político que representa lo opuesto a los principios que te llevaron a ocupar una banca, es otra cosa.
Con su pase, Sánchez Jáuregui le dio al bloque del Frente de Todos la primera minoría.
Ahora viene lo escandaloso: sus argumentos:
«Estamos ante dos modelos de país y provincia totalmente distintos. A mí me van encontrar siempre defendiendo la producción y el trabajo de los bonaerenses», afirmó. De ésta manera se puede decir que tal vez se confundió al momento de firmar y creyó que lo hacía como representante del kirchnerismo. No vio el logo del partido que la llevaría a una banca detrás suyo al momento de la fotografía.

«Esta decisión se dio en un marco de naturalidad y surgió de la necesidad de reforzar el trabajo que ya venimos haciendo en conjunto desde la campaña», indicó la legisladora.
Y resaltó que «el escenario complejo que presenta la política en los próximos dos años requieren de la unidad del peronismo para defender los derechos adquiridos».
Finalmente, la diputada solucionó su error al firmar su candidatura y se encuentra en el espacio que representa sus ideales.