Demandaron a Kast por formular una acusación falsa de abuso sexual contra Boric

El candidato ultraderechista, cuestionado por sus declaraciones homófobas, quiso dañar a su rival durante el debate electoral. La supuesta víctima del hecho, ocurrido en 2012, repudió al candidato pinochetista y confirmó su apoyo al candidato de izquierda.
La abogada chilena Romina Mora Pardo presentó ante un tribunal de apelaciones un recurso de protección contra el candidato José Antonio Kast, después de que éste le imputara a su rival en las presidenciales, Gabriel Boric, un delito de abuso sexual durante el último debate electoral celebrado el pasado viernes.
La demanda detalla que «si bien muchas de las expresiones fueron planteadas de forma interrogativa, de ellas se desprende que se da por acreditado los delitos de ‘abuso’ o ‘acoso sexual’, por lo que con estas expresiones José Kast ignora y transgrede efectivamente el principio de presunción de inocencia».
Desde la candidatura de Apruebo Dignidad -que postula a Boric- aclararon que no participaron de la demanda y que se trata, por tanto, de la iniciativa de un particular, según declaró el diputado del Frente Amplio Giorgio Jackson a medios chilenos.
El pasado viernes, durante el debate electoral celebrado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi), Kast, al ser cuestionado por Boric por sus históricas declaraciones homófobas, respondió preguntándole el candidato de la izquierda si había pedido perdón a la mujer que le acusó de abuso.
«¿Le pediste perdón? Esa situación todavía no se ha aclarado», expresó Kast, quien más tarde se desdijo: «Cometí una equivocación, a Gabriel Boric no se le acusa de abuso, sino de acoso. Pido disculpas».
Tras el debate, la supuesta víctima -que ha pedido no difundir su nombre- lamentó el «aprovechamiento inescrupuloso y violento» que la candidatura de Kast ha estado haciendo de aquel episodio, ocurrido en 2012 cuando Boric era presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.
«Han utilizado mi historia, incluso han usurpado mi identidad en redes sociales y, en definitiva, me han robado mi voz para fines instrumentales y mezquinos, sin ningún miramiento al daño que eso me estaba causando», señaló en un comunicado difundido en sus redes sociales.
En esa misma carta, confirmó una «reciente conversación» con Boric, quien le pidió disculpas por las «actitudes machistas» que tuvo hacia ella y agradeció la labor de su candidatura, Apruebo Dignidad, para «facilitar el diálogo, lograr la reparación y buscar la mejor solución a esta situación».
«Quiero pedirle nuevamente a toda la opinión pública que dejen de exponer mi nombre y mi historia en medios de comunicación y redes sociales, pues significa una alta revictimización», enfatizó.
Por último, la joven confirmó que votará por Boric el próximo domingo, pues «el autoritarismo fanático y fascista que representa José Antonio Kast es un peligro para nuestras vidas, nuestros derechos y nuestra democracia».
«Boric, en cambio, es capaz de poner el bien común como prioridad, reconocer sus errores y hacerse cargo. Confío que en su próximo gobierno podamos seguir conversando sobre cómo erradicar la violencia machista y desnaturalizarla en nuestros comportamientos diarios», concluyó.
Por su parte, Pardo señaló que las acusaciones de Kast supusieron «una oleada de acosos» contra Boric a través de redes sociales «por parte de algunos de los adherentes» de José Kast.
«A todas luces fue un detonante para que miles de personas procedieran a denostar la imagen pública de Gabriel Boric», lo que ha supuesto un «grave perjuicio y menoscabo» a su honra.
En ese sentido, la letrada recordó en la demandas que no existe ninguna acusación formal de acoso o abuso sexual, como tampoco ningún proceso penal o administrativo, ni tampoco condenada por estos hechos atribuidos por un Kast, al que acusa de conducta «ilegal y arbitraria».
«Todas estas conductas han sido realizadas a fin de engañar a la opinión pública, quienes en general no pueden distinguir la diferencia entre un delito de abuso sexual, una violación, o un acoso sexual», con el fin, «dolosa y conscientemente», de «dañar la honra y buen nombre» de Boric.
Por ello, en su presentación, Pardo solicitó al tribunal que ordene al candidato de extrema derecha a «no emitir ninguna declaración» en este sentido contra Boric, al mismo tiempo que, en caso de que se establezca que se vulneraron los derechos del candidato de Apruebo Dignidad, le obligue a publicar en sus redes sociales la sentencia.
La Constitución chilena concede el recurso de protección a todas las personas que como consecuencia de actos u omisiones arbitrarias o ilegales, sufren privación, perturbación o amenaza sus garantías constitucionales y sus derechos, entre ellos, el derecho a la protección de la vida privada y a la honra de la persona y a la protección de sus datos personales.