Alberto mencionó a Córdoba como «terreno hostil» y dió a entender que no forma parte de la Argentina

«Compañeros, compañeras. Llegué hace un ratito de viaje y cuando abrí el celular vi el mensaje de Carlitos (el senador Caserio) que me decía que estaba reunidos aquí y le dije a Julio (Vitobello): ´Vení, acompañame que tenemos que ir al CCK a hablar con los compañeros de Córdoba’. Primero, mi gratitud personal: yo sé que es un terreno hostil», dijo.

«Pero sé también que hace falta de muchos cordobeses y cordobesas como ustedes para que Córdoba de una vez por todas Córdoba se integre al país, para que Córdoba de una vez y para siempre sea parte de la Argentina. No esta necesidad de siempre parecer algo distinto».

«Los cordobeses y las cordobesas recibieron la atención que merecen que es exactamente la misma que merece cualquier argentino en cualquier rincón del país» afirmó el Presidente.