El Gobierno anunció que una empresa invertirá US$ 8.400 millones para producir hidrógeno verde. Los empresarios la consideran «irreal»

La empresa australiana Fortescue anunció este lunes que hará una inversión US$ 8.400 millones en la Argentina para producir hidrógeno verde en la provincia de Río Negro, lo que permitirá generar más de 50.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y cuya producción en una primera etapa estará orientada sólo para la exportación.

Así lo informaron al presidente Alberto Fernández en la ciudad escocesa de Glasgow, donde se desarrolla la cumbre sobre cambio climático COP26; el titular de Fortescue, Andrew Forrest; la CEO de la firma, Julie Shuttleworth, y el titular de la compañía para la Región Latinoamérica, el ex rugbier Agustín Pichot.

La magnitud del proyecto permitirá convertir a Río Negro en un polo mundial exportador de hidrógeno verde en 2030, con una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas anuales, lo que cubriría una producción energética equivalente al 10% de la electricidad consumida por Alemania en un año.

Según empresarios del rubro energético, «Desde el propio Gobierno consideran que el anuncio es de ‘ciencia ficción’ y explican que para generar hidrógeno verde se requieren alto volúmenes de energía eléctrica proveniente de renovables». «Es carísimo producirlo y utilizarlo» afirmaron.