En medio de denuncias por lobby contra el cuidado ambiental, el Presidente viaja al G20 y luego a cumbre climática en Glasgow

El mandatario tiene previsto participar de de la Cumbre de jefes de Estado del G-20, en la cual insistirá en la necesidad de un marco multilateral para la reestructuración de la deuda.

Según un informe de la BBC, Argentina hizo lobby con otros países para alterar un informe sobre cambio climático de la ONU. Junto a los de otras naciones, el Gobierno argentino habrían intentado influir en los datos de un informe científico sobre cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de que el organismo internacional reste importancia a la necesidad de abandonar rápidamente el uso de combustibles fósiles y del consumo de ganado para evitar el avance del denominado efecto invernadero.

Alberto Fernández viajará la semana próxima a Italia para participar de la Cumbre de jefes de Estado del G-20, un foro que reúne a las principales economías del mundo y las naciones en desarrollo y que tendrá como eje central la «recuperación global pospandémica», y luego irá a Escocia para intervenir en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26).

Según informaron a Télam fuentes oficiales y tal lo cual lo hizo esta semana en un foro de finanzas del G-20, Fernández volverá a postular la «necesidad» de un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media ante el «riesgo generalizado de crisis de deudas externas en los países en desarrollo».

Tras la cumbre del G20, el Presidente se trasladará de Roma a Glasgow, Escocia, donde el 1 y 2 de noviembre se celebrará la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático (COP26), bajo el lema «Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático».

Semanas atrás, al confirmar su participación en la cumbre climática, Fernández adelantó que Argentina presentará una «estrategia de largo plazo de neutralidad de carbono», anuncio que se conoció tras una videoconferencia con el secretario de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, Alok Sharma.