Enojados, desde el Gobierno critican a Canosa por informar sobre condiciones de vida de M

La periodista habría dejado en evidencia que una vez rescatada, la niña no recibe la asistencia necesaria.

inició su programa en A24 el lunes 22 de marzo por la tarde con un duro editorial refiriéndose de la doble moral de los políticos argentinos y manifestando que su «agenda» no representan los problemas de «la gente». En tal sentido, explicó que durante los últimos días estuvo investigando el secuestro de la nena M de Villa Lugano y denunció que «su madre la usaba como una tarjeta de crédito».

«Ya no está más en la agenda de los medios la nena M, volvió a ser invisible. Ya no importa que tenga 7 años, que esté desnutrida, que tenga poca masa corporal. Tampoco importa que su madre la haya usado como a una tarjeta de crédito», alertó la conductora.

Además, reveló que la niña sufrió abusos durante «toda su vida». «A esa niña la abusaron desde que empezó su miserable vida» afirmó. Y explicó que «lo que hizo este señor de llevársela, era algo cotidiano para ella», refiriéndose a Carlos Savanz, quien esta siendo investigado luego de ser hallado con la menor que llevaba tres días desaparecida.

En este sentido, la periodista aseguró: «Las ginecólogas salieron llorando después de revisarla, y debieron ser atendidas por psicólogos. Tuvieron que tranquilizarlas, no podían creer lo que estaban viendo».

Si bien la conductora manifestó que tenía mucha información que no podía dar, fue contundente al afirmar que «la madre la usaba como una tarjeta de crédito» y se refirió al «silencio» de las agrupaciones feministas y de las instituciones de Derechos Humanos. «Quiero al colectivo verde de mujeres, las quiero a todas acá», reclamó.

Además, la conductora contó detalles del entorno familiar de la niña y afirmó que «a la madre le dieron dos hijos en adopción y otros dos se los sacaron».

Por otro lado, la conductora se refirió al obrar de las autoridades en el momento en que fue encontrada la niña y aseguró que «llegaron primero las hamburguesas que la nena quería comer que los médicos» y reprochó la actitud de la Frederic: «La ministra de seguridad se entera por televisión y borra el tuit.»

La bronca del gobierno y las críticas a Canosa

Cuatro organismos del Estado cuestionaron los rumores difundidos por Viviana Canosa sobre el caso de la niña M., al considerar que esos comentarios que «revictimiza» a la nena secuestrada y a su entorno familiar.

Cuatro organismos del Estado, entre ellos la Defensoría de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, calificaron como «inaceptables» los dichos de la periodista Viviana Canosa sobre el caso de la niña M., en los que daba cuenta de versiones sobre la menor que fue capturada por un hombre en el barrio porteño de Villa Lugano y llevada a la localidad bonaerense de Luján, donde fue hallada tres días más tarde.

En un comunicado conjunto, el Consejo Asesor de la Comunicación Audiovisual y la Infancia (Conacai), la Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la Defensoría del Público y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) aseguran que las palabras de la periodista son «inaceptables» ya que se «difundió información no oficial que revictimiza a la niña M. y a su entorno familiar».

Estos organismos recibieron «en las últimas horas denuncias, quejas y expresiones de preocupación de la ciudadanía por el tratamiento periodístico de la situación de la niña de la Ciudad de Buenos Aires en situación de calle y que estuvo secuestrada», comienza el texto.

En el editorial de su programa televisivo del último lunes, la periodista difundió versiones sobre la situación familiar que atravesaba la niña y su estado de salud, una práctica que los organismos defensores de la niñez piden evitar.