San Juan Lab: beneficiarios de la incubadora de empresas compartieron su experiencia

Se trata de Francisco Domínguez, referente del Instituto Vinci y de Francisco Pontoriero, de Infocontrol.

En el marco del lanzamiento de la convocatoria para el Programa Incubadora de Empresas 2021 que otorgará hasta $500.000 para las primeras etapas de formación de nuevas empresas, dos de las empresas incubadas durante 2020 dieron testimonio a través de sus representantes.

Empresa Infocontrol

“Nosotros somos una empresa que surgió hace tres años y medio aproximadamente. Comenzamos trabajando en mi departamento, éramos solamente cuatro personas. En ese momento tenía un solo socio que era Sebastián Lobo y dos empleados. Hoy somos casi cincuenta, la mayoría son de aquí de San Juan, hay algunos empleados de otras provincias y también algunos de otros países”, aseguró Francisco Pontoriero, representante de Infocontrol.

Comentó además que su empresa básicamente hace control y análisis de documentación digital utilizando inteligencia artificial. Es una tecnología bastante nueva, por lo que requieren de fondos elevados para poder pagar gente especializada en esa tecnología. En ese sentido, resaltó la importancia del apoyo recibido por parte del Gobierno de San Juan a través de la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación y del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico. También destacó que este aporte les ha servido mucho para estar adelante en lo que es innovación.

La tecnología desarrollada “IAController”, mayormente ha sido implementada para la evaluación y auditoría documental de contratistas y proveedores de clientes, a fin de validar que están cumpliendo con sus obligaciones legales, impositivas y laborales.

“El proceso de incubación nos permitió acceder a consultoría de expertos en diferentes áreas: técnica, comercial, administrativa, entre otras. En paralelo recibimos un aporte no reembolsable que nos permitió invertir en mano de obra especializada para el desarrollo de la nueva tecnología. Gracias al asesoramiento recibido en la incubación pudimos organizarnos internamente, crecer de forma organizada y planificar con claridad el camino a recorrer. Por su parte, el aporte económico fue de gran ayuda para poder recorrer efectivamente ese camino y no quedarnos solo en etapa de planificación”.

Para finalizar, Pontoriero dijo: “Es importante que nos sigan acompañando, por ahí veo el caso de nosotros y de otras empresas de la provincia que han tenido un crecimiento muy grande en este mismo rubro, en el tema de las startups. Otro hito para comentar es que pudimos sumar como cliente durante este proceso de transición a Mercado Libre, una empresa que en lo que es tecnología es punta; también empresas comoGrupo Molinos, Barrick Gold, entre otros. El servicio lo brindamos remotamente desde San Juan, Argentina, como centro de operación, mientras que tenemos agentes de venta en diferentes provincias y Países como es el caso de Chile y México. Estamos dándole servicio en ocho países. Esto marca que se pueden hacer muchas cosas desde San Juan. Creo que hemos logrado cosas grandes y nos quedan muchas por lograr”.

Instituto Vinci

Francisco Domínguez, responsable del Instituto Vinci, relató su experiencia con la incubadora: “Ya tenía un emprendimiento de educación tecnológica, era un instituto donde los chicos asistían presencialmente y el objetivo máximo era estar online. Porque lo que queremos hacer es generar un cambio cultural tecnológico en la región para que los chicos que están hoy en las escuelas puedan ser ellos los solucionadores de los problemas del mañana. Justo nos agarró la pandemia, teníamos más de 300 alumnos inscriptos y en ese venir de la pandemia nos vino la suerte de la incubadora”.

“La incubadora nos ayudó a hacer esta transición de lo presencial a lo virtual, es la etapa más importante y creo de más trabajo que hemos tenido porque virtualizar algo es difícil, a veces uno no ve todo lo que hay atrás de un software. Tuvimos que digitalizar todo el contenido, tuvimos que adaptarlo y la incubadora siempre estuvo ahí. Nos dio mentoreo, nos dio la financiación para arrancar, nos dio apoyo por todos lados y creo que es una actividad muy importante que se haga en la provincia para fomentar estos emprendimientos que son de alto potencial. Creo que pueden generar mucho, por ejemplo, en el caso de Vinci, nosotros trabajamos sobre la economía del conocimiento».

En ese sentido, Domínguez añadió: «Va a haber chicos que el día de mañana, y no tan lejos de hoy, que estén trabajando para empresas de software, que estén trabajando o también emprendiendo. Pero los que ya estén trabajando o emprendiendo van a generar ingresos muy altos en relación a los que se pueden conseguir con trabajos tradicionales. Esto creemos que es un valor agregado para la provincia, porque los chicos y chicas, hoy y gracias a internet, pueden trabajar desde sus casas y ganar plata desde cualquier parte del mundo y gastarlo o reinvertirlo en San Juan. Esa es una misión muy importante para nosotros, y si no fuese por la incubadora aun estaríamos ahí remando para lograr los primeros productos”.