La Corte Suprema dejó firme una condena contra Milagro Sala por amenazas a policías

En el expediente se acusa a la líder de la Agrupación Tupac Amaru de amenazar por teléfono a policías de una comisaría para evitar un procedimiento.

Los hechos juzgados ocurrieron en octubre de 2014, cuando María Belén Vargas denunció que otra mujer vendía ropa interior robada a su madre en una feria de la capital jujeña, pero fue ella la que quedó detenida.

A pedido de la madre de Vargas intercedió Milagro Sala para que la liberaran, oportunidad en que, según denunció la comisaria Ángela Cabero con el patrocinio de abogados allegados a Morales, la amenazó telefónicamente con «hacer volar la comisaría».