La inoperancia tiene un Ministerio en Argentina: Mujeres, Géneros y Diversidad

Hacen falta políticas urgentes para frenar las muertes y la violencia hacia las mujeres. La justicia y el gobierno no hacen absolutamente nada y el movimiento feminista está desaparecido, como si el aborto hubiera sido su única lucha y la violencia fuera algo excepcional.

El nivel de hipocresía en las declaraciones del Presidente y de la Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, parece no despertar el espíritu de lucha de ningún movimiento, ni feminista ni de la sociedad misma en su conjunto.

Gómez Alcorta, aseguró este miércoles que «no nos alcanza con indignarnos, vamos a buscar las responsabilidades» por el femicidio de Úrsula Bahillo, la joven asesinada a puñaladas en la localidad bonaerense de Rojas por su exnovio y policía bonaerense, Matías Ezequiel Martínez, quien se encuentra detenido.

«Desde ayer estamos con un nivel de indignación muy alto. Todos los días tenemos casos y situaciones vinculadas a violencias extremas, femicidios o travesticidios. El caso de Úrsula es la regla no la excepción, más allá del enojo, de la consternación y del estado público que tomó el caso», dijo la funcionaria en declaraciones a Radio Con Vos.

Aparentemente la ministra cree que con manifestarse indignada está llevando adelante sus funciones con eficacia. El salario a fin de mes debe pesar mucho en la funcionaria que si es que entiende algo sobre derechos humanos, como mínimo, debería renunciar por incompetente y por las palabras del Presidente, que también se manifiesta ajeno de responsabilidad.