El proyecto de Massa para subir el piso de ganancias tiene el apoyo de la oposición

La iniciativa fue presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y establece un aumento del mínimo no imponible para la deducción del Impuesto a las Ganancias para que sólo lo paguen los trabajadores con salarios superiores a 150 mil pesos mensuales brutos y las jubilaciones mayores a la suma de ocho haberes mínimos.

Esa iniciativa, que beneficiará a 1.267.000 trabajadores y jubilados, fue analizada en conjunto con los equipos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía, informaron a Télam fuentes parlamentarias.

Con esta propuesta del Frente de Todos de subir el ‘piso’ del impuesto hasta $150 mil, se podría volver al porcentaje histórico que caracterizó a ese impuesto, que consiste en que sólo lo pague alrededor del 10% de los empleados y de los jubilados, o sea aquellos que tienen mayores ingresos.

La iniciativa fue presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y establece un aumento del mínimo no imponible para la deducción del Impuesto a las Ganancias para que sólo lo paguen los trabajadores con salarios superiores a 150 mil pesos mensuales brutos.

En el oficialismo aún no está definido si el proyecto será incorporado al temario de sesiones extraordinarias -que culminan el último día hábil de febrero- a través de un decreto presidencial.

En todo caso, más allá de que se lo incluya o no, lo concreto es que difícilmente la iniciativa se pueda tratar en febrero, aclararon fuentes parlamentarias del oficialismo.

Entre los procedimientos parlamentarios, las reuniones de comisión y la próxima Asamblea Legislativa del 1º de marzo, es muy probable que no haya tiempo material para tratar el tema antes del inicio de las sesiones ordinarias.

No obstante, la coalición gobernante es muy optimista en cuanto a la sanción del proyecto, ya que la iniciativa logró un fuerte respaldo político, como se pudo comprobar en los pronunciamientos de varios opositores, e incluso Juntos por el Cambio expresó su voluntad de acompañar el proyecto presentado por Massa.

En particular, desde JxC señalaron que en el interbloque están analizando la idea y que si «se ajusta a los estándares legales, pedirán a Massa, como presidente del cuerpo, que le pida al Ejecutivo que ponga el tema en la agenda de sesiones extraordinarias, que finaliza a fin de mes».

Desde la Coalición Cívica, Elisa Carrió planteó que la coalición opositora acompañará «el proyecto de Impuesto a las Ganancias» y pedirá «que se excluya a los jubilados del régimen general, que no tienen por qué pagar ese impuesto».

También se pronunció a favor el titular del bloque de diputados de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón (Unidad y Equidad Federal-Mendoza), quien aseguró este lunes que esa fuerza apoyará el proyecto para modificar el piso de Ganancias impulsado por el titular de la Cámara Baja, aunque impulsará modificaciones en algunos artículos.

«Desde nuestra fuerza política creemos que es un proyecto que se viene reclamando hace tiempo desde un sector de la sociedad, que es el motor del desarrollo de la Argentina: los trabajadores», adelantó Ramón en declaraciones a Télam.

Por su parte, el diputado y economista Jorge Sarghini (Consenso Federal-Buenos Aires) afirmó que el proyecto «parece que va en el sentido correcto, pero lamento no poder opinar seriamente porque aún no ha ingresado a la Cámara y tampoco figura en el temario de las sesiones extraordinarias. Sin duda, hubo más apuro en darlo a conocer a los medios que a los diputados».

En tanto, la CGT respaldó la iniciativa parlamentaria del bloque del FdT para modificar el actual esquema del Impuesto a las Ganancias y determinar «un nuevo piso para que menos trabajadores paguen un tributo tan injusto», según aseguraron los dirigentes Héctor Daer, Carlos Acuña y Jorge Sola.

El proyecto busca proporcionar un alivio fiscal a la clase media trabajadora y jubilados de todo el país, y apunta a lograr que más de 486 mil personas del sector de la administración pública, Defensa y seguridad social, entre los que se encuentran los docentes, médicos y fuerzas de seguridad, entre otros, dejen de pagar Ganancias.

«Este alivio, esta ayuda, está pensada para que la clase media trabajadora de la Argentina tenga mayor capacidad de consumo y eso sume un factor a la recuperación económica que ya se perfila», resumió a Télam una fuente parlamentaria que conoce en detalle cómo se gestó la presentación del proyecto.

El propio Massa evaluó que «la recuperación del ingreso es clave para el crecimiento de la economía este año» y en ese sentido remarcó: «Sacarle el Impuesto a las Ganancias a más de 1.250.000 personas es mejorarles la capacidad de compra y recuperar el ingreso».

«Debemos tener un sistema tributario más progresivo. Hoy paga más en proporción a su ingreso de ganancias una enfermera o un barrendero que una empresa minera o un bingo», aseguró el presidente de la Cámara de Diputados.