Insfrán rechazó recibir a Amnistía Internacional y la ONG se reunió con Cafiero

La entrevista había sido solicitada días atrás por la representación argentina de la ONG y se concretó en el marco de una serie de acciones que el Gobierno nacional realiza con distintos actores tras las denuncias de abuso y arbitrariedades presuntamente cometidas por parte de la policía de esa provincia.

Que dijo Cafiero antes de la reunión:

«No necesitamos que nos vengan a decir lo que tenemos que hacer con los derechos humanos», afirmó el funcionario nacional en diálogo con radio La Red al ser consultado sobre la reacción de Amnistía Internacional, desde donde advirtieron que si el Gobierno no actúa, se contactarán con organismos para alertar sobre lo que ocurre en la provincia.

En la actividad, que se inició a las 10.30 y se extendió durante una hora en la Casa de Gobierno, participaron el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; y la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional, Andrea Pochak.

Por parte de Amnistía Internacional asistieron Mariela Belski, directora Ejecutiva de la entidad, y su directora adjunta, Paola García Rey.

En declaraciones a Télam tras la reunión, Belski dijo que en la ONG quedaron «muy conformes con la reunión», a la que consideraron «muy constructiva».

«Nos contaron con detalle la experiencia de la visita y lo que vieron. Nos comentaron su mirada respecto de Formosa y de la reunión que tuvieron con las autoridades de la provincia. Nos dijeron que van a seguir monitoreando la situación y no van a sacar los ojos de ahí», añadió la representante de Amnistía en relación al encuentro con los funcionarios del Ejecutivo.

En ese sentido, la integrante de Amnistía afirmó que «la provincia aceptó la colaboración del Gobierno nacional para trabajar de manera conjunta» y que la entidad de derechos humanos pudo exponer su posición sobre casos que considera «contundentes».

«Quedamos en estar en contacto, cada vez que tengamos alguna denuncia se las vamos a acercar. Lo que más nos importa es tener acceso a las autoridades para que eso se revierta», destacó.

Consultada sobre la posibilidad de que el diálogo con la Nación permita establecer contacto con la gestión del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, Belski sentenció: “Lo vemos más difícil. Hemos hecho dos pedidos de información, hemos pedido reunión (con el gobernador) y no hemos tenido respuesta. Vemos difícil la invitación”.

En ese sentido comentó que AI suele acompañar los informes con visitas “al terreno” y que la intención era pedirle al Gobierno formoseño que permitiera una constatación para “documentar” la situación en el territorio.